Meri Del Pilar Camargo
Meri Del Pilar Camargo.
-Publicidad-

Me siento muy afortunada y bendecida por haber sido seleccionada. Me llamaron para preguntarme si quería ser la primera persona en recibir la dosis y no dudé en aceptar porque con este acto voluntario voy a contribuir a que la pandemia desaparezca”, dijo Meri Camargo a La Guajira Hoy.

Enfermera de profesión, casada, 63 años de edad y 34 años en servicio, tres hijas profesionales y maicaera de nacimiento, esta mujer fue escogida para recibir la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus en el departamento de La Guajira.

Meri del Pilar Camargo nació en Maicao. En su infancia su familia se radicó en el municipio Agustín Codazzi, al norte departamento del Cesar, donde terminó sus estudios de bachillerato en la Institución Educativa Agustín Codazzi. Poco después comenzó la carrera de Enfermería en la universidad Popular del Cesar en la ciudad de Valledupar.

-Publicidad-

Formó su hogar con Merilo Antonio Rodríguez Peñaranda. Del matrimonio nacieron tres hijas que siguieron el buen ejemplo de sus padres y consiguieron estudiar carreras universitarias: Elvia Rosa es anestesióloga; Lina Margarita, abogada y Yalena Carolina, médico cirujano.

Meri Del Pilar CamargoActualmente Meri Camargo labora en el hospital Nuestra Señora de Los Remedios de Riohacha, donde ha cumplido labores en todos los servicios. Al llegar la pandemia del covid-19, se convirtió en un ejemplo a seguir al mantenerse firme en la primera línea de defensa en contra de la pandemia a pesar de la tristeza que muchas veces embargaba las salas del hospital.

Fue y es muy doloroso ver a pacientes sufriendo solos, que sus familias no pueden llegar a ellos. Es muy triste tener que decir a los familiares que su ser querido murió sin que ellos pudieran verle. Es muy duro, hay que vivirlo para sentirlo. Esta es una enfermedad que no distingue, nadie sabe quién vive y quién se muere”, confesó Meri del Pilar Camargo a La Guajira Hoy.

Para el día de hoy quedó establecido que Meri Camargo reciba la vacuna contra el covid-19, un hecho que quedará registrado en la historia de Riohacha y La Guajira, al ser el comienzo de la lucha contra la pandemia de manera ofensiva, lejos de las acciones defensivas que se venían aplicando en todo el país con el autocuidado y los protocolos de bioseguridad.

No obstante, Meri del Pilar Camargo recomendó a todos los guajiros “no bajar la guardia contra la pandemia”, pues el lavado de manos, el distanciamiento y el uso del tapabocas deben mantenerse en los hábitos de los ciudadanos hasta que se determine que, finalmente, fue erradicada la pandemia.

“Debemos cuidarnos todos, esto apenas es el comienzo de la ofensiva contra la pandemia. Todos debemos mantener los protocolos de bioseguridad para salvar más vidas. Además, es necesario que los guajiros entendamos que es necesario vacunarnos, sino estaremos indefensos y podríamos contagiarnos fácilmente. Por ahora no hay que bajar la guardia».