Cada vez que a los pueblerinos les provoca hacer una reunión social siempre hay una silla vacía. En la imagen aparecen Omar Fuente, Nilver Medina. Adolfo Calderón Yobanís Bermúdez, Eva Guerra y Yosmer Rodríguez.
-Publicidad-

La muerte de Hernán José Tirado Julio, cuando apenas tenía 30 años de edad, desencadenó un dolor profundo en los lugareños y aún más entre las personas contemporáneas porque lo consideraban como un ser excepcional.

‘El Gordo’ como cariñosamente lo llamaban, según sus coterráneos era la persona que ayudaba al que necesitaba; siempre y cuando él se diera cuenta. Estaba residenciado en Uribia, pero cuando llegaba a Barbacoas sus habitantes de inmediato se daban cuenta.

-Publicidad-
-Publicidad-
Hernán Tirado

«Lo de él no era de él siempre y cuando alguien lo necesitara. Era una persona amable, dadivosa. Si él se daba cuenta que alguien no tenía para el almuerzo, él iba allá y le daba para el almuerzo», indicó Yosmer Rodríguez Pinto, uno de sus mejores amigos.

Nunca se le vio discutir con alguien. Siempre le sacaba a la gente una sonrisa, le gustaba ‘mamar gallo’, jugar dominó y entre los jugadores él se hacía sentir.

El 16 de agosto se cumplió el primer mes de su fallecimiento, después de permanecer varios días recluido en un centro asistencial en Riohacha, en donde sus familiares y amigos se acercaban diariamente a preguntar por la salud de ‘El Gordo’.

Desde su muerte y hasta la fecha, en el casco urbano del corregimiento no se escuchó música, ni en los establecimientos de venta de bebidas alcohólicas, como tampoco en las viviendas.

Yosmer Rodríguez Pinto.

También le podría interesar: Fallece en Riohacha, hermano de exsecretaria departamental de Educación de La Guajira

Igualmente, durante el tiempo que lleva de haberse presentado su deceso, cada vez que los barbacoeros deciden tomarse unas cervezas o tomarse alguna clase de bebida embriagante, siempre colocan una silla vacía y un lazo morado, simulando que ahí lo tienen a él.

También le podría interesar: Se complica salud de tres de cuatro heridos de la parranda de Barbacoas 

En medio de alguna reunión, sus amigos siempre se acuerdan de él, de sus ocurrencias de su don de gente, de su lealtad y de su amistad. En ese momento a algunos de los presentes se le sale alguna lágrima, pero al final se ríen de sus ingeniosidades.

También le podría interesar: En confusos hechos, cuatro personas resultan heridas en parranda en zona rural de Riohacha

Barbacoas es un corregimiento ubicada en la parte sur del Distrito de Riohacha, con una población cercana a los 1500 habitantes, quienes viven de la agricultura y ganadería. De gente de extracción campesina, trabajadora y de buenas costumbres.