Así permanecía la llave cerrada y se observa sin una gota de agua en la bocatoma, la tarde de este martes en el corregimiento de Carraipía.
-Publicidad-
-Publicidad-

A paro indefinido se fueron los habitantes del poblado de Carraipía, toda vez que se sienten irrespetados por la administración municipal, y las empresas encargadas del suministro de energía y agua en ese corregimiento.

Así lo dio conocer el vocero de la comunidad Franklin Iguarán, pasada las 5:30 de la tarde de este martes, cansados de esperar a los funcionarios que nunca llegaron al sitio y a la hora indicada; quienes se habían comprometido para hacer la mesa de trabajo y dirimir la situación.

Reveló que están abiertos para conversar con los voceros de los servicios públicos del municipio, entre ellos con la empresa prestadora del servicio de energía Air-e; que en un principio fue el Florero de Llorente de esta protesta pacífica. 

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-
Franklin Iguarán

“Es más, parte de la problemática de esta manifestación es el suministro de agua para el corregimiento. Es algo abominable de que nosotros seamos las personas que sufrimos por agua dulce en el municipio y nos estén sirviendo agua no potabilizada y salada de un pozo que se encuentra acá. Eso es también parte de las exigencias. Eso es una de las cosas que Agua de la Península tiene que venir a afrontar”, dijo.    

“Ya hicimos pruebas, tomamos muestras del agua y se enviaron al laboratorio y sale que no es apta para el consumo de las personas, no tiene ningún tipo de tratamiento. En estos días nos van a hacer llegar el informe técnico de eso, nos están enviando agua no apta para el consumo humano, viene de un pozo que está aquí en el pueblo, es un agua salobre. No tiene ningún tipo de tratamiento de potabilización”, reveló.

Nos indicó el vocero que la empresa Aguas de la Península ante esto no se ha pronunciado “no ha tenido ninguna conversación hacia nosotros, no nos ha dado razón de ningún tipo, simplemente la conversación que han tenido ante los medios ha sido llamarnos vándalos”. 

Esta redacción trató de comunicarse con la empresa Aguas de la Península para conocer su versión sobre estos hechos y por diversas ocupaciones de sus funcionarios, fue imposible obtener respuestas.

Iguarán aclaró “nosotros manipulamos las válvulas de la planta de la bocatoma bajo supervisión y bajo indicaciones de los operarios que ellos tenían allá para no cometer ningún error. Confiando en la buena fe se les abrió el suministro; se había hablado de 6 horas, pero en total fueron 7 horas de suministro de agua que se le dio al municipio de Maicao, el lunes festivo. Quedamos esperando respuesta de la alcaldía municipal y de Air-e”.

“Necesitamos que se saque un comunicado, aceptando las garantías que solicitamos para establecer una mesa de diálogo y así poder liberar el agua. Mientras eso no se dé, ni no tengamos las garantías y no se establezca bien, todos nosotros vamos a seguir acá”, dijo, indicando además que se está creando un fondo de la mesa de trabajo para soportar todo el tiempo que sea necesario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí