Exigimos la activación del servicio de agua en viviendas en donde llega el servicio. Eso dice en el mensaje manuscrito por los tomistas.
Exigimos la activación del servicio de agua en viviendas en donde llega el servicio. Eso dice en el mensaje manuscrito por los tomistas.
-Publicidad-
-Publicidad-

Ya son 24 los días que lleva la oficina del operador de agua y alcantarillado, Aguas de la Península, bloqueada en su operatividad, debido a una protesta que adelanta un colectivo de ciudadanos a nombre de la comunidad maicaera que reclama la optimización en la prestación del servicio de agua por tubería.

A pesar de algunos contactos que los tomistas han tenido con algunas instancias a nivel local, regional y nacional, los avances son pesimistas frente a las exigencias de una mejora en el servicio domiciliario del preciado líquido.

Esta semana hubo visitas importantes para los tomistas de parte de entidades nacionales que estiman ellos podrían poner un eslabón en aras de terminar la protesta, el bloqueo a las oficinas y un mejoramiento a corto plazo del servicio.

-Publicidad-

A la Carpa Protesta, llegó Luis Gómez Pimienta, agente especial para La Guajira, nombrado por el gobierno nacional, pero su visita no ha tenido el resultado que se ha esperado.

Los manifestantes confían en encontrar eco a sus peticiones, luego que llegue al departamento la próxima semana una alta comisión del gobierno encabezada por el presidente Gustavo Petro, quien según agenda que ya fue dada a conocer, estará en la Guajira desde el lunes 26 de junio despachando durante varios días.

Le podría interesar: Presidente Petro anunció que estará una semana en La Guajira

Según los manifestantes, los directivos del operador es muy poco lo que han aportado para buscarle una salida al cierre forzoso de las oficinas y por el contrario muchos de sus empleados están operando de manera satelital desde las bodegas de la empresa y de manera paralela en inmediaciones de las oficinas.

Los manifestantes le aseguraron a este medio, que no se explican, como ahora, luego de iniciado este paro el servicio de agua por tubería está llegando a donde desde hace muchos años no llegaba y que algunos sectores como el centro gozan del privilegio de tener el agua casi que permanente.

Dijeron además, que según informaciones que habían obtenido de la Superintendencia de servicios públicos, la venta de agua a los carros tanques en la llamada alberca municipal administrada por el operador, es ilegal y que si bien estos vehículos pueden transportar el agua a los barrios donde no hay cobertura del acueducto, el costo debe ser pagado por la empresa y no por los usuarios.

Esta opinión fue avalada por el superintendente para asuntos de agua y alcantarillado, Carlos Betancourt. También visitó a los manifestantes el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Olmedo López, quien hace parte de la avanzada de la visita presidencial, prevista para el próximo lunes.