En una fiesta cerró la ceremonia de exhumación de los hermanos Marco Tulio y Manuel de Jesús Montiel Uriana.
-Publicidad-
-Publicidad-

Manuel de Jesús Uriana, era un seguidor del maestro Iván Villazón, a quien nunca conoció, razón por la cual la familia le hizo un homenaje a su memoria con la presentación del artista en vivo, todos bailaron y festejaron alrededor de sus seres queridos.

El seguidor del juglar vallenato falleció a edad de 22 años, el 26 de junio del 2014. Los restos fueron exhumados junto con los de su hermano Marco Tulio Montiel quien falleció el 5 de febrero del 2016.

La noche del 16 de junio del 2024 fue la integración cultural entre la cultura Wayuu y la música vallenata que en esta oportunidad fue representa por el artista Iván Villazón; con su conjunto y se llevó a cabo en Nortechón, en el municipio de Uribia.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-
El artista Iván Villazón con su música puso la nota alegra en el marco de un ritual wayuu..

Este evento no solo honra la memoria de los seres queridos, sino que también demuestra el valor de preservar y celebrar las costumbres ancestrales de esta comunidad indígena, ubicada al norte de Colombia.

La presencia del reconocido cantante en este ritual ancestral resalta la importancia de respetar y valorar las tradiciones de los pueblos originarios, promoviendo así la diversidad cultural y el entendimiento entre diferentes comunidades.

Así, Iván Villazón, a través de su música, ha logrado conectar con la esencia y la historia de los wayuu, generando un emotivo encuentro que trasciende fronteras y enriquece el patrimonio cultural de la región. La organización musical quedó complacida con la atención recibida durante su estadía en la comunidad de Nortechón.

La celebración y el homenaje a los hermanos Uriana, marcado por la música y el baile, refleja la manera en que la cultura wayuu encuentra en el arte y la música una forma de expresión y de conexión con sus ancestros. Este evento, cargado de emoción y significado, evidencia la importancia de mantener viva la herencia cultural y la identidad de los pueblos indígenas, reafirmando así la riqueza y la diversidad cultural de La Guajira.

Yoleida Montiel se encontraba feliz porque la exhumación se hizo como se pensó

Yoleida Montiel, hermana de los difuntos cuyos restos se pusieron dentro de dos tinajas decoradas con paisajes guajiros ubicadas sobre dos mesas, explicó que este acto hace parte de su cultura y se le cumplió un deseo.

En memoria del señor Marco Tulio Montiel Uriana, cuya sabiduría y dedicación han dejado un legado perdurable. Su ejemplo de perseverancia y excelencia nos guía a alcanzar el éxito en cada aspecto de nuestras vidas. Su influencia y enseñanzas permanecerán con nosotros, motivándonos a superar desafíos y a perseguir nuestros sueños con determinación”, dijo Yoleida.

Por su parte el cantante de música vallenato Iván Villazón; ídolo del joven Manuel de Jesús, dijo: “es una primera experiencia que hicimos con mucho gusto respetando las tradiciones de la etnia wayuu”.

Finalmente, la familia nuevamente llevaría los restos de sus hermanos a sus respectivas tumbas después de esta celebración.