Aquí aparece Manduca con su corte musical
Aquí aparece Manduca con su corte musical
-Publicidad-
-Publicidad-

El anuncio de que muy probablemente el carnaval este año en Maicao al igual que en otras ciudades del país sea de manera virtual, comenzó a generar inquietud entre los cultores que promocionan este evento cada año y con el cual logran generar algunos recursos extras para su supervivencia.

El docente Mario Valdelamar quien caracteriza a una alegre y entusiasta mujer llamada Manduca aprovechando su despampanante voluptuosidad, aseveró que este es un tema candente y para mucho debate.

Asegura que si bien las autoridades estiman que el carnaval es un evento de propagación del covid-19, “habría que decir desde mi posición, que Maicao, Riohacha y muchos de los municipios de La Guajira son sinónimo de parranda a cielo abierto viernes sábado y domingo. No es posible que se vaya a sacrificar a los cultores en carnaval y no carnaval porque hemos estado inactivos todo un año y no ha habido en Maicao una estrategia de reactivación económica del sector a pesar que el gobierno nacional sí lo está haciendo”.

-Publicidad-
El docente Mario Valdelamar quien caracteriza a una alegre y entusiasta mujer llamada Manduca.
El docente Mario Valdelamar quien caracteriza a una alegre y entusiasta mujer llamada Manduca.

Valdelamar recuerda que ha sido el único que ha motivado ese sector a generar recursos con un proyecto que presentó en diciembre al Fondo Mixto con lo cual se hizo en diciembre 18 en el barrio San Francisco donde a cada grupo de Albania, Maicao y Riohacha se le pagó por su presentación.

El ministerio de Cultura aprobó unos proyectos de circulación y eventos de carnaval. “Ahora que hay que hacer, virtualizar los eventos. Pero si Manduca sale a hacer circulación nos toca llevar con los cinco músicos con su gel, con su tapaboca, pero la tradición no se puede perder”, dice el cultor afro.

Advierte que los músicos no se pueden parar porque tienen familias que mantener y facturas que pagar, por lo que sugieren que no se hagan tómbolas ni conciertos y mucho menos desfiles de batallas de flores ni gran parada, sino que los dejen trabajar dentro de las normas que aprobó el Ministerio y que son los gobiernos del departamento y el municipal los que deben ingeniarse las estrategias.