La iglesia estuvo colmada de fieles en un ambiente climático agradable por la puesta en funcionamiento de los cuatro acondicionadores de aire.
La iglesia estuvo colmada de fieles en un ambiente climático agradable por la puesta en funcionamiento de los cuatro acondicionadores de aire.
-Publicidad-
-Publicidad-

La administración de la sureña localidad Distracción y la Fundación los Laureles venían programando con sumo interés la realización del Festival de este municipio al unísono con las fiestas patronales el 22 de este mes.

Pero por circunstancias adversas y que no están en las manos de los organizadores, fue necesario aplazar el evento. Es decir, la versión número 48 de este acontecimiento se estaría realizando, según lo acordado por sus activistas los días 17, 18 y 19 de agosto.

Los encargados y responsables del evento están convencidos que se ha dado el tiempo prudente y necesario para reunir los recursos que sean suficientes para garantizarle al pueblo y a la región un gran espectáculo.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Por tal razón se cumplió esta semana, solo el festejo de la parte religiosa, evento que reunió a un número significativo de asistentes devotos de Santa Rita.

La iglesia estuvo colmada de fieles en un ambiente climático supremamente agradable como consecuencia de la puesta en funcionamiento de los cuatro acondicionadores de aire de potencia industrial, instalados para los oficios religiosos en toda la iglesia.

La misa fue oficiada por Monseñor Oscar José Velez, obispo de la Diócesis de Valledupar a la cual está adscrita la parroquia de Distracción.

A este importante evento religioso asistieron también los párrocos de las diferentes iglesias del sur de La Guajira y el de Pueblo Bello Cesar.

El alcalde Arnal Britto, quien estuvo presente con la primera dama y varios de sus más inmediatos colaboradores, al final de la misa entregó al obispo en nota de estilo el título de Hijo Adoptivo del municipio por su larga trayectoria y su legado como jerarca de la iglesia.

Ya en horas de la tarde se realizó la procesión y la quema de castillos en la plaza, cerrando la celebración con un concierto cristiano.