La Yonna, es un baile de la cultura wayuu que tiene su ciencia.
La Yonna, es un baile de la cultura wayuu que tiene su ciencia.
-Publicidad-

Las maneras como un ser humano anda, corre, se detiene, se sienta o se levanta, son un reflejo de las costumbres socioculturales en la que está inmerso. La danza no escapa de esa realidad, ella deja ver la estructura de las emociones colectivas de un pueblo.

Los movimientos de las manos y los pies cobran sentido e importancia, dependiendo de las creencias y costumbres, y ello puede observarse a través de las expresiones rítmicas de las extremidades, el tronco y la cabeza.

En la cultura wayuu, los gestos en la Yonna suelen ser armónicos, pues danzar sin ritmo es motivo de burla; no obstante, los pasos discordes suelen aparecer en algunas de sus coreografías, y ello es tolerado, en tanto formen parte de las fiestas.

-Publicidad-

Los movimientos agraciados y elegantes, que maravillan a los espectadores, motivan las expresiones de elogio y prestigio, mientras que los movimientos discontinuos y escabrosos originan la burla.

Cuando los wayuu danzan, sus gestos son expansivos y sus movimientos son de avance; sus gestos expresan no sólo la alegría de reunirse para las fiestas para dar gracias, pagar promesas o presentarse en sociedad, sino que, además, danzan como si quisieran ampliar su esfera de influencia, y fortalecer la opinión que quieren que se forme de ellos.

En la cultura wayuu el esquema corporal es adquirido de manera organizada, con la supervisión de un anciano. Durante el rito del blanqueo, encierro o retiro de las jóvenes, establecido tras su primera menstruación, estas aprenden de sus madres, abuelas o tías, destrezas y habilidades corporales, con el fin de optimizar su desempeño como futuras esposas.

Los jóvenes entre tanto, aprenden las labores de sus familiares masculinos. En la actualidad, la transmisión del saber corporal ha sido influenciada por la modernidad y sus tendencias políticas y religiosas.

La Yonna contempla muchos aspectos técnicos, sustentados por los mitos de creación, transformación y proyección del gentilicio wayuu. En esta danza, arrastrar los pies descalzos en el pioi, (escenario donde escoge para bailar), caminar, girar y descender, tienen su explicación.