En su brazo izquierdo, el guajiro Luis Fernando Díaz Marulanda se tatuó una imagen que simboliza el momento cuando le anotó a la selección de Brasil.
En su brazo izquierdo, el guajiro Luis Fernando Díaz Marulanda se tatuó una imagen que simboliza el momento cuando le anotó a la selección de Brasil.
-Publicidad-
-Publicidad-

Una de las mejores actuaciones de la historia reciente de la Selección Colombia de mayores, fue sin duda alguna la Copa América de Brasil 2021, en la que el combinado nacional ocupó la tercera posición.

En ese torneo, el guajiro Luis Fernando Díaz Marulanda, salió como gran figura y goleador con cuatro anotaciones, marcando los mismos tantos que el hoy campeón del mundo Leonel Messi, aportando en cada jornada para que la ‘tricolor’ consiguiera el tercer lugar.

Tras su grandiosa participación, el delantero barranquero que para ese entonces jugaba en Porto, llamó la atención de los grandes equipos del mundo, entre ellos el Real Madrid, Barcelona o Liverpool, al que al final llegaría.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

En las últimas horas, Luis Fernando volvió a ser noticia por lo ocurrido hace ya más de un año y medio, al inmortalizar su gol contra Brasil de ‘chilena’ gritado por todo el país, dado por su perfecta acrobacia y lo que significaba marcarlo al local.

Luis Díaz sigue recuperándose de su lesión, evolucionando cada día mejor, mientras que todo Liverpool espera su pronto regreso para que los ayude a salir del mal momento futbolístico que vive el equipo Inglés.

El colombiano Carlos Daniel Urueta Pérez le contó al medio El Heraldo, cómo fue ese encuentro con la figura del Liverpool. Ese gol transcendió por algún tiempo y tuvo diversas condecoraciones, sin embargo, todo parece indicar que para ‘Lucho’ ese gol lo dejó marcado en su carrera deportiva, tanto que decidió tatuarlo en su cuerpo.

‘Urueta Tatto’ como es más conocido el artista, empezó el largo relató diciendo: “Dekko a mí me contacta para ver si podía ir a Inglaterra para tatuar a Luis Díaz. En un principio no lo podía creer (risas), pero luego me mandan pasajes y todo y de un momento a otro estaba con Luchito en su casa, listo para tatuarlo”.

Sumado a eso, el artista relató que el futbolista una vez él llegó a la cita, ya tenía muy claro lo que quería llevar plasmado de ahora en adelante en su piel: “Cuando llegué ya él sabía lo que quería hacerse. Me pidió que le tatuara el momento en que impacta la pelota en aquel gol inolvidable de chilena a Brasil, en la Copa América. La misma Copa América en la que fue goleador —junto a Messi— y figura. Esa Copa América para él lo fue todo y qué mejor forma de recordar ese momento que inmortalizando ese golazo en su piel”.

Feliz de haber podido pasar unos días con un ídolo colombiano, contó cómo había sido su trato en la intimidad: “Yo duré entre dos y tres días en su casa. Se portó como un rey. Ese día también tatué a Dekko y a otro amigo nuestro. La pasamos increíble”.