-Publicidad-
-Publicidad-

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), acaba de aprobar el uso y comercialización de la pastilla que ayudará a evitar el agravamiento de pacientes que padezcan de la covid-19.

La milagrosa pastilla desarrollada por la poderosa farmacéutica alemana Merck Sharp and Dohme, ha sido aprobada en 21 países, incluido Estados Unidos.

Sin embargo, la pastilla no podrá ser suministrada a todo tipo de pacientes. Sólo podrán ingerirla personas que nunca hayan recibido vacunas, mayores de edad, pero menores de 60 años y que al momento de la ingesta nunca hubiesen contraído la enfermedad.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

También, su uso no es recomendado en embarazadas, ni personas con factores de riesgo grave. Es decir, obesidad (índice de masa corporal mayor a 30), problemas cardíacos serios (cardiopatía o falla cardíaca), enfermedades renales crónicas, enfermedades obstructivas crónicas o algún tipo de cáncer.

Por último, sólo se podrán ingerir las pastillas en los casos en que se considere que el paciente infectado se encuentra en estado leve o moderado y este nuevo medicamento se suministrará bajo fórmula médica.

Si bien se podría pensar que son demasiadas las restricciones para el uso de este medicamento, lo cierto es que cualquier detalle puede salvar vidas. Y para este caso, los científicos han llegado a estudios concluyentes que sugieren que la ingesta de la pastilla puede evitar el agravamiento de un paciente o incluso su muerte entre un 30 y 50 %.

La ciencia sigue haciendo esfuerzos para que se preserve la vida, y si ingerir 800 mg (4 pastillas) cada 12 horas durante 5 días, es la puerta para evitar que el coronavirus atente contra nuestras vidas, ¡¡¡Bienvenido sea!!!