-Publicidad-
-Publicidad-

Después de más de dos años padeciendo una de las pandemias más crueles de la historia reciente del planeta, la población salió desesperada a tomarse los sitios turísticos del país. Y La Guajira, era uno de ellos.

Una vez más, los sitios de interés turístico estuvieron a reventar en su gran mayoría. La avalancha llegó y se repitió lo que ya muchas veces se había vivido. Todavía nos falta mucho.

Nuestro departamento podría vivir del turismo. De hecho, las potencialidades de nuestra guajira están por encima de sitios reconocidos del caribe. Sólo por citar un par de ejemplos, si bien nuestra península no tiene las mismas playas cristalinas que se ven en Aruba, Curazao y Bonaire; ellos carecen de la mística de nuestra cultura, nuestra variada gastronomía y nuestros mágicos paisajes.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Y es que tener en un solo lugar la flora de nuestros municipios del sur y pasar a las dunas del Taroa, sólo es posible en La Guajira. La belleza de nuestros ríos y balnearios, contrastando con la imponencia de nuestro mar, sólo es posible en este rincón de Colombia. Salinas, valles, sierra, serranías y ante todo una comunidad servicial, son los condimentos perfectos para alimentar la cultura del turismo al interior del departamento.

No obstante, los esfuerzos de nuestras instituciones deben redoblarse. Es conveniente que se propague la cultura de servicio hacia el turista. Es crucial que entidades como el Gobernación, alcaldías, Sena y UniGuajira, sean mucho más incisivas, para que el turismo se convierta en el eje de la nuestra economía.

La Guajira ya no puede depender del contrabando, ni del comercio. Lo que viene es un volcamiento agresivo hacia el turismo. Es imperativo preparar a la población y empezar a tener cultura turística.

¿Volverías a un sitio repleto de basuras? ¿Volverías a un sitio donde a veces te sientes engañado al pagar una cuenta o donde veas indigencia indígena infantil? ¿Volverías a un sitio donde la higiene en los restaurantes muchas veces no es prioritaria?

Ya está bueno de sorprendernos del turismo de alto nivel que se vive en diferentes partes del mundo y empecemos a trabajar por adoptar una cultura turística, porque La Guajira lo tiene todo para ser uno de los mejores destinos turísticos del planeta.

¡Preparémonos para la bonanza del turismo!