Nemesio Raúl Roys Garzón
Nemesio Raúl Roys Garzón.
-Publicidad-
-Publicidad-

Hace unos años el pueblo guajiro vio crecer de manera esperanzadora a un joven prodigio. El precoz Nemesio Raúl Roys Garzón conocido cariñosamente como ‘Neme’ se paseaba orondo por calles riohacheras, sabiendo de que su cerebro debía ser entrenado en otras esferas.

Por razones obvias, la cúspide educativa no se encontraba en la provincia de Padilla, y el joven ‘Neme’ y su señora progenitora sabían esto de sobra.

-Publicidad-

Es entonces, cuando inicia su camino en la prestigiosa universidad Javeriana. Una de las 10 mejores universidades del país, según diversos tipos de sondeos.

Pero la esperanza guajira quería más. Y no defraudó. Con mucho sacrificio y buen inglés, penetra los exigentes filtros de Oxford, Berkeley y Harvard. Es decir, que nuestro pupilo guajiro se dio el lujo de estudiar en tres de las mejores cinco universidades del mundo. Le faltó MIT y Stanford, para haber completado el repóker.

Por cierto, valdría la pena hacer un estudio que permitiese identificar quienes en todo el planeta han podido estudiar en estas universidades al igual que ‘Neme’. Seguro la lista no tendría más de 50 personas.

Posteriormente, La Guajira empezó a implorar la presencia del astro académico, y él obedeció humildemente al llamado colocando su nombre a consideración como aspirante a la alcaldía de Riohacha.

En esa oportunidad, sus contrincantes lo derrotan con facilidad. Pero como muchos dicen que en política nadie pierde, el genio ‘Neme’ se va Planeación Nacional y saca su casta. Allí se destaca y coloca su nombre en lo más alto de la esfera nacional.

Ya no había excusas. Ya la suerte estaba echada. ‘Neme’, levitaría en su campaña a la Gobernación y sería la salvación de un pueblo que había intentado con toda clase de pelafustanes, el tener un rumbo hacia el desarrollo territorial.

Una pandemia sin precedentes en la historia reciente del planeta altera los objetivos de la administración de ‘Neme’, y cuando ya la costumbre del covid-19 había sido asimilada en nuestras vidas guajiras, una demanda por doble militancia, deja al gran ‘Neme’ con los crespos hechos.

Si bien, administrar a un Departamento en año y medio de mandato, y hacerlo con covid-19 a bordo, son excusas valederas para argumentar la no visualización de estrategias encaminadas a la transformación de un territorio, lo cual era lo menos que se esperaba de un egresado de Harvard, Berkeley u Oxford; lo que no se justifica es esa manera burda y baja de sacar millonarios contratos a última hora, y en medio de jugadas dilatorias que permitiesen unos días más de gloria, mientras los cientos de miles de millones de pesos en proyectos, se entregan a mansalva.

El señor Nemesio Raúl Roys Garzón sacó contratos por más de 300 mil millones de pesos en sólo unos días.

¿Ahora qué hacemos? ¿A quién elegiremos?

Acabamos de darle nuestra confianza a un tipo que está más preparado que un Yogurt, pero que resultó teniendo movimientos y acciones parecidas a los de cualquier politiquero.

Ay mi Guajira, ¿será que algún día Dios se apiadará de ti?