Los guajiros deberían ser los primeros en trabajar en estos procesos de construcción de parques eólicos.
-Publicidad-
-Publicidad-

Habiendo aprendido de los errores del pasado, la dirigencia guajira se pellizcó y actuó eficazmente frente a la actual bonanza eólica que vive el departamento de La Guajira.

La actual representante por el departamento, honorable María Cristina Soto hizo lo que lo muchos dirigentes han debido hacer, pero que nunca hicieron, y promovió la Ley 2036 del presente año, que establece que las empresas nacionales y extranjeras que desarrollan proyectos de energía alternativa, prioricen dentro de sus grupos de trabajo la mano de obra local en el departamento donde se realicen las actividades. Que para nuestro interés es La Guajira.

Nuestro Departamento siempre ha sido catalogado como territorio agreste, hostil y difícil para los foráneos. Sin embargo, son las grandes multinacionales y empresas de ciudadanos no nacidos en la región, los que se han beneficiado con sus actividades en la tierra del cardón. ¿Qué tal que fuésemos dóciles?

De hecho, La Guajira es un departamento donde todos cosechan. Multinacionales y políticos exprimen por igual esta tierra. La cara de sorpresa de senadores de todos los rincones de Colombia cuando ven los votos obtenidos en esta tierra, es la prueba de ello.

Ya es hora de decirle a las nacionales y multinacionales, que la universidad de La Guajira ha educado muchos profesionales. Que el Sena es un paridero de jóvenes talentosos y bien preparados; ni que decir de toda la camada de profesionales que se educó en las mejores universidades del país y acá están, esperando una oportunidad para producir por y para la región.

Ya no hay excusas. 

¡Bienvenidos todos los proyectos eólicos, solares y minero energéticos en general, pero que se hagan con los profesionales guajiros! 

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here