Gobernación de La Guajira.
Gobernación de La Guajira.
-Publicidad-
-Publicidad-

La Guajira entró en campaña. La pandemia no ha sido impedimento para que se regrese a ese ambiente de elecciones que otrora se vivía en la península.

Todos hablan de una región quebrada y en abandono. Sin embargo, la guerra mediática alrededor del cargo que deberá dejar el señor Nemesio Roys en los próximos días, sólo hace pensar que todavía hay muchos interesados en el Palacio de La Marina.

-Publicidad-

Por un lado, tenemos al actual Gobernador, o al que era, pero que todavía está porque casualmente pidió vacaciones para el momento del fallo del Consejo de Estado, pero que, a su vez, también recibió al presidente de la nación en calidad de gobernador, a pesar de que estaba de vacaciones.

Y es que, aunque el señor Gobernador dijo que respetaría la decisión, parece que ahora quiere interponer acciones para seguir en su cargo. Lo cual, si la ley se lo permite, está en todo su derecho y eso hay que respetarlo.

Por otro lado, tenemos a otros personajes que han salido a atacar la gestión del saliente Nemesio Roys. Es decir, los contradictores encuentran argumentos para atacar a un mandatario con año y medio de mandato, y en medio de la más mortífera pandemia de la historia moderna del planeta.

Si. Personajes que provienen de grupos políticos que han gobernado por décadas al Departamento y en épocas de ríos de dinero. Los integrantes de estos grupos hicieron las cosas tan bien, que en la actualidad Riohacha es la ciudad más pobre de Colombia y La Guajira sigue sumergida en una crisis en salud, educativa, cultural y económica.

Lo preocupante es que, en ese afán de poder, ya cualquiera se considera candidato.

¿Es necesario tener algún tipo de educación, preparación o experiencia para ser Gobernador de La Guajira?

Por supuesto que no. Sólo es necesario ser el elegido de los caciques. El que los líderes políticos decidan. Que importan los destinos del pueblo. Lo que importa es hacerse al poder y desde allí atragantarse con lo que queda de la torta.

Sí. Las acciones del señor Roys Garzón al frente del Departamento han dejado ciertas dudas y él debiera dejar su cargo sin dilataciones, pero eso no da el derecho a que se inicien campañas de insultos y agravios.

Que se abra el debate con altura y con candidatos comprometidos con el Departamento, porque La Guajira no sólo se lo merece, también lo necesita.