Mientras en el resto del país, las marchas terminan de manera violenta, en La Guajira, estas se han sentido, aunque con desenlaces mucho más pacíficos.
Mientras en el resto del país, las marchas terminan de manera violenta, en La Guajira, estas se han sentido, aunque con desenlaces mucho más pacíficos.
-Publicidad-
-Publicidad-

En medio de una Colombia incendiada y repleta de todo tipo de altercados, La Guajira emerge como una región de paz.

Si bien, no quiere decir que las regiones donde se han presentado brotes de violencia sean sinónimo de desmanes sin control, debido a que el motivo de estos ameritaría un análisis profundo y altamente debatible, sí es aplaudible manifestar que en nuestro territorio se ha podido gozar de la protesta nacional, aunque con mucha menos violencia que en otras regiones.

-Publicidad-

En ese sentido y sin desconocer el alto sentido crítico y rechazo a las políticas de ultraderecha nacional que se vive al interior del departamento, demostrado al menos en varias elecciones presidenciales, La Guajira ha participado de las marchas activamente, aunque con menos incidentes que los difundidos en el resto del país.

Tratar de entender el porqué en nuestra región no se vive el paro tan intensamente como en otras partes es complejo y son muchos los factores que podrían incidir en este comportamiento. Quizás, todo se deba a que estamos tan mal y hemos sufrido de tanto desprecio por parte del gobierno nacional, que ya no hay ira ni indignación por mostrar.

Lo cierto es que mientras en el resto del país, las marchas terminan de manera violenta, en La Guajira, estas se han sentido, aunque con desenlaces mucho más pacíficos.

Las comunidades marchantes deben sentirse orgullosas por como han manejado las manifestaciones, y a su vez, también hay que aplaudir a las fuerzas del orden, por no ser protagonistas de las mismas, como sí está sucediendo en otros departamentos.

A los manifestantes se les recuerda que la protesta es un derecho constitucional, pero es imperativo hacerles recordar que vienen dos días muy importantes en donde pueden mostrar todo el inconformismo con lo que está ocurriendo: esos días son la elección al congreso y las elecciones a la presidencia.

En esos días, todos debemos a salir a votar y decidir cual es el futuro que queremos para Colombia y para La Guajira.