Páneles solares en el desierto. Foto ecoinventos.com.
Páneles solares en el desierto. Foto ecoinventos.com.
-Publicidad-
-Publicidad-

La Guajira es el departamento con mayor potencial en irradiación solar en Colombia. De hecho, es uno de los lugares con uno de los potenciales mayores de energía solar en el mundo, con 42.000 MW.

Siendo así, y teniendo un vasto territorio habido de oportunidades, ¿por qué empresas como Ecopetrol deciden volcar su mirada hacia los llanos orientales y no hacia nuestra bella península en cuanto a propuestas solares?

Todo esto hace referencia a que el Grupo Ecopetrol adjudicó un contrato para la construcción de un mega parque solar en el departamento del Meta, el cual será el más grande de Colombia y uno de los más modernos de Latinoamérica.

-Publicidad-

La mega obra iniciará su construcción en octubre del presente año. Tendrá la capacidad de producir 59 megavatios, gracias a sus modernos mega-paneles solares de alta potencia, que pueden captar energía por ambas caras, en lo que técnicamente se conoce como tecnología bifacial.

Los 113.000 mega-paneles estarán ubicados en un área de 47 hectáreas. Cabe mencionar que el municipio de Uribia tiene una extensión territorial con más de 17.000 veces esa cantidad. Es decir, que sólo en el municipio de Uribia, se podrían construir 17.000 parques como ese.

Lo cierto es que los más de COP$ 15.000 millones que inicialmente deja el proyecto en bienes y servicios locales, se irán para el Meta; pudiendo haber llegado a nuestro departamento, que bastante falta le hacen.

Más allá de llorar sobre la leche derramada, hay algunos interrogantes que bien valdría la pena plantearse.

¿Cuáles habrán sido los motivos que hicieron que Ecopetrol no volcara su mirada hacia nosotros, existiendo en nuestro territorio un escenario mucho más propicio para este tipo de iniciativas que en los llanos orientales?

¿Será que nuestro territorio y su entorno socio espacial, son una talanquera para este tipo de mega proyectos?

¿Tenemos algún tipo de representación política ante las instituciones del Estado, en aras de atraer iniciativas que ayuden a generar empleo y desarrollo en la región?

Es muy claro que la penetración a nuestro territorio y la compensación a nuestra comunidad deben hacerse de manera concertada y cumpliendo con todas las exigencias que las normas plantean.

Sin embargo, es quizás este un aviso para que al interior de nuestras comunidades, se planteen mecanismos más rápidos de acceso al territorio, sin que se pierda el entendimiento entre las partes.

Toda vez, que La Guajira seguirá siendo un Departamento lleno de oportunidades, pero hay que pensar en ser más atractivos para que nos llegue más inversión.