Riohacha en ruinas

-Publicidad-
-Publicidad-

Riohacha, Distrito turístico. No existe la más mínima posibilidad de que esta antigua ciudad costera pueda ser un centro de desarrollo turístico. Por lo menos, no por ahora.

La interinidad y cambios permanentes de sus últimos mandatarios, junto con una administración departamental que ha sufrido del mismo mal en sus últimos años, ha generado como consecuencia que la capital de La Guajira luzca tenue, exigua, mediocre.

Sus sitios de esparcimiento, se caen a pedazos. Para cuando superemos las adversas situaciones actuales en materia de salud, no habrá adonde ir a compartir en familia.

-Publicidad-

La iluminación que tuvo hace algunos años la querendona Riohacha, no se ve. La avenida La Marina parece un enjambre de cocuyos. Lo mismo le pasa a la mítica Calle Ancha.

Las inversiones realizadas en la Laguna Salada, materializadas en la idea de parque lineal, el cual fue muy llamativo en su momento, fue desmantelado. La falta de cultura ciudadana, seguridad y un generalizado desprecio por el inmobiliario público, fueron los causantes.

El muy lindo coliseo Eder John Medina Toro, junto con la cancha de softbol, están en abandono absoluto. Dios quiera que la espectacular cancha de tenis, no corra la misma suerte.

El estadio Luis Eduardo Cuellar, Federico Serrano Soto y El Salaito, sólo necesitan de mantenimiento. Pero pareciera más fácil (y rentable) dejarlos acabar, para hacerlos de nuevo, después.

La imponente obra “Identidad”, la cual fue la excusa perfecta para que viajeros y transeúntes posaran para una foto, sólo parece un plasta de cemento abandonada a su suerte.

El parque de “La Vida”, “Coquivacoa”, “Entrerios” y los demás, porque son muchos, sólo son peladeros que en muchos casos se convierten en la guarida de malandrines y expendedores de drogas psicoactivas.

Riohacha cambió. Cuando era pequeña, era querendona, sabrosa, bien oliente. Ahora, su crecimiento le ha jugado una mala pasada. La planeación la traicionó y la abandonó, dejándola huérfana.

Estamos en manos de José Bermudez y Nemesio Roys. Ambos riohacheros.

¿Será que se conduelen?     

-Publicidad-

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here