En la institución educativa Sierra Nevada y en sus sedes, no habrá clases este lunes.
En la institución educativa Sierra Nevada y en sus sedes, no habrá clases este lunes.
-Publicidad-
-Publicidad-

En la zona hay zozobra por la acción de los violentos y señalan que hasta cuando haya un pronunciamiento de normalidad regresaran a las aulas

La comunidad estudiantil de los corregimientos que se encuentran en el piedemonte de la Sierra Nevada de Santa Marta y que pertenecen al área rural en la zona sur de Riohacha, quedaron cesantes desde la semana pasada cuando se volvieron a producir hechos violentos que cegaron la vida de un ciudadano que hasta hace poco tiempo había trabajado como docente en uno de los establecimientos educativos de la zona.

Le podría interesar: Encapuchados tumban puerta de vivienda de profesor y lo asesinan en La Guajira

El temor se apoderó de toda la comunidad de esas poblaciones, al punto de que ahora no hay casa de los campesinos que no está asegurada y con puertas cerradas desde que cae la noche. Hay una zozobra colectiva y el ruido de una motocicleta causa miedo entre los residentes, pues fue en uno de estos vehículos en los que llegaron los sujetos que acabaron con la vida del docente Roberto Carlos Mejía Mendoza, un hombre capacitado en el área de sociales y quien había prestado sus servicios en la Institución Sierra Nevada de Juan y Medio, según hechos que se reportaron el pasado 26 de marzo.

-Publicidad-

Ante la difícil situación que se ha presentado y las versiones que proceden desde la zona en el sentido de que el grupo que pertenece a la banda criminal que produjo este y otros hechos violentos como fue la confrontación con otra banda, estarían en los alrededores de las poblaciones.

En atención a ese inminente riesgo, la comunidad estudiantil junto a los docentes decidieron que lo mejor era darse un alto en las actividades hasta cuando las mismas autoridades militares y de Policía, la administración departamental y distrital de Riohacha, hayan desarrollado las inspecciones correspondientes y con verificación de organismos nacionales e internacionales, procedan a autorizar el retorno de unas ochocientas personas que se desplazaron de manera forzada de las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, para evitar ser víctima de los violentos.

Le podría interesar: Autoridades oficializan éxodo Wiwa como desplazamiento masivo en la vereda El Limón

Las sedes que paralizaron la actividad pertenecen a la Institución Educativa Sierra Nevada y estas se encuentran en las poblaciones de Juan y Medio, Cascajalito y Moreneros.

Para este lunes lo más probable es que no haya clases presenciales en estas instituciones por el temor que ha sembrado la violencia en estos sectores del sur de Riohacha y estarían impartiéndolas utilizando las herramientas tecnológicas.