Junto con su señora madre, la maestra Onelia Fragozo, aparece en la imagen Jorge Guevara Fragozo, abogado maicaero, quien es su motor para liderar procesos de cambio que mejoren el nivel de vida de los guajiros.
-Publicidad-
-Publicidad-

Jorge Guevara Fragozo, abogado maicaero, proveniente de familia humilde, hijo del comerciante Jorge Elías Guevara y de la maestra Onelia Fragozo, quien desde muy joven le tocó enfrentarse a la falta de oportunidades en La Guajira, obligándolo a emigrar en busca de sus sueños, estudiar derecho, lo cual pudo lograr, en la capital del país.

Jorge, es un caballero sencillo, estudioso, le gusta el vallenato, amante del friche, de las buenas conversaciones con personas del pueblo y como buen hijo de Maicao, hombre solidario y temeroso de Dios, que ha dedicado la mayor parte de su vida profesional a servir, de eso puede dar cuenta su amplia trayectoria en el sector público.

De hecho, sus primeros años de experiencia los hizo en la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, en donde destacó con importantes resultados. Luego de ocho años regresaría a La Guajira para coordinar el área de Talento Humano de CorpoGuajira, junto con el equipo, lograron posicionarla como la primera entidad de orden nacional en conseguir la certificación Sistema de Gestión de Calidad ISO 90001.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Sus logros lo llevaron a consolidar una importante experiencia, que luego de especializarse en Contratación Estatal, haría méritos para conformar el equipo de gobierno de Carlos Caicedo en la Alcaldía de Santa Marta durante el periodo 2012-2015, en donde fue Jefe de la Oficina Jurídica.

Desde hace varios meses, viene dialogando con los ciudadanos en toda La Guajira, el abogado Jorge Guevara Fragozo, dándose a conocer e ir de la mano juntos por el futuro de las nuevas generaciones.

Desde allí pudo aportar al proceso de transformación de la capital del Magdalena, en donde fue crucial su gestión para que el Distrito saliera de la Ley de Quiebra, saneara sus finanzas y recuperara el manejo de sus impuestos, situación similar en la que se encuentra La Guajira.

Este desempeño le permitió luego ser Asesor de Despacho, en donde organizó todo el proceso de contratación de la Alcaldía de Santa Marta, para después ser designado como Secretario General del Distrito.

Durante la alcaldía de Rafael Martínez, Guevara ocupó cargos como Secretario General, Director de Contratación, Secretario de Desarrollo Económico y Director Jurídico, siendo un respaldo clave para el gobierno que lograría en ese periodo la modernización administrativa, la salida de la empresa Metroagua, la recuperación en su totalidad el Mercado Público, obras de gran impacto social y la realización de los mejores Juegos Bolivarianos de la historia.

Toda esta experiencia permitió que su nombre fuera tenido en cuenta en la gobernación del Magdalena, con el triunfo de Carlos Caicedo en las elecciones departamentales, allí fue nombrado como Secretario General del Departamento, una distinción de gran relevancia y que daba muestra del talante del abogado guajiro, sin embargo, ya Jorge sentía el llamado de su tierra.

Jorge Guevara Fragozo, un hombre con pensamiento diferente para un pueblo que requiere ciudadanos con ideas nuevas.

Luego de hacer parte y lograr cambios significativos a partir de un buen modelo gobierno, Jorge Guevara renuncia a su cargo en el Magdalena y decide proponerle un gran proyecto a La Guajira. Un proyecto que implica el empoderamiento ciudadano para que sea el pueblo quien decida el rumbo del Departamento.

Esto lo ha llevado a iniciar un arduo trabajo de sensibilización y pedagogía en las comunidades de cada uno de los municipios de La Guajira, en donde ha logrado escuchar a la comunidad, el sentir de un pueblo que anhela la transformación del territorio y mayores oportunidades en educación, empleo, salud y servicios públicos.

Lo hemos visto alzar su voz por las injusticias de la que son víctimas el pueblo Wayuu, los niños, los jóvenes, los estudiantes y los campesinos. De hecho, ha sido de los pocos líderes que ha apoyado de frente las luchas sociales.

Su proyecto de transformación lo está construyendo con la gente, sin caciques políticos, ni grupos económicos, casa a casa, persona a persona, demostrándole a los guajiros que colocar lo público al servicio del pueblo, sí es posible.