Cuando se encontraban en la orilla de la vía, una motocicleta con dos personas pasó por el lugar y el parrillero desenfundó un arma de fuego y los impactó. Foto netamente ilustrativa.
-Publicidad-

Un nativo de la etnia wayuu perdió la vida de manera violenta, cuando fue impactado con arma fuego al encontrarse a la orilla de la carretera en compañía de dos personas más, quienes también resultaron lesionados, pero se recuperan en centro asistenciales.

Este episodio de sangre ocurrió la tarde de este viernes, cuando dos hombres a bordo de una motocicleta al momento de pasarle por el frente, desenfundó un arma de fuego y la accionó indiscriminadamente contras los tres indígenas de la etnia wayuu.

El wayuu asesinado fue identificado como Juan David Epieyú, quien falleció en el lugar de los hechos, mientras que Edilberto Adán Epinayú resultó con un balazo en uno de sus brazos y la tercera persona de quien se desconoce su nombre, fue lesionado en una de sus piernas.

El hecho de sangre ocurrió en inmediaciones de la comunidad indígena del Brazil, jurisdicción del corregimiento de El Abra, un villorrio localizado en la margen derecha de la carretera que comunica a Riohacha con el municipio de Albania.

Luego los familiares se percataron del hecho de sangre llegaron al lugar y recogieron al cadáver de su familiar e inmediatamente le dieron cristiana sepultura, bajo sus usos y costumbres, siendo parte principal las mujeres, ya que cuando se fallece violentamente los hombres no tocan el cadáver y se sepulta de forma inmediata.

Los hombres están en constante reunión analizando el hecho sangre e indagando sobre los posibles responsables; quienes deberán pagar en iguales circunstancias al no ser que se entre a conciliar y se termine por resarcir la falta cometida.

Se denomina Cajero Automático a un sector de la vía que de Riohacha conduce a las poblaciones del sur, unos kilómetros antes de llegar al corregimiento de El Abra. Y fue bautizado con ese nombre haciendo referencia a la transacción bancaria, ya que los delincuentes detenían a los vehículos y a los pasajeros sólo le pedían dineros y cosas de valor.

-Publicidad-