Miembros del CTI y el Ejército realizaron el operativo en Fonseca.
Miembros del CTI y el Ejército realizaron el operativo en Fonseca.
-Publicidad-
-Publicidad-

Un guajiro integraba una sofisticada banda que se apoderaba de los dineros, a través de ‘hackeo’ de cuentas, así lo puso en evidencia la Fiscalía General de la Nación en un trabajo de investigación que comenzó en el año 2016.

El nativo fue identificado como Cesar Camilo Ramírez, oriundo del municipio de Villanueva en el departamento de La Guajira. También fueron arrestados Walter Vergara Padilla, en Cereté (Córdoba); Walter Alonso Vergara Padilla y Samir Alonso Vergara Padilla, en Valledupar y en Cartagena a José Germán Suárez Roy.

La banda comenzó a actuar entre los años 2016 y 2018, cuando se puso en evidencia habrían hackeado varias cuentas bancarias a través de virus maliciosos. Una vez cometido el ilícito los presuntos delincuentes transferían el dinero a cuentas de un banco ubicado en la Costa Atlántica.

-Publicidad-

Los montos hurtados por ‘Los Malware’ habrían alcanzado la cifra de 597 millones 245 mil 495 pesos, e intentaron trasladar a sus cuentas de estos recursos 519 millones 295 mil 200 pesos.

En el operativo participaron investigadores de cuatro departamentos de la Costa Atlántica, entre ellas, sabuesos del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, en Fonseca, quienes estuvieron acompañando a integrantes del Ejército Nacional y la Armada para desmantelar a la banda delincuencial ‘Los Malware’ que hackeó y desocupó cuentas bancarias en Meta y Cundinamarca.

Entre las entidades robadas se encuentran la Alcaldía de Medina (Cundinamarca) y el Consorcio Popular de Villavicencio (Meta); de la misma manera, pretendieron saquear las cuentas de la Administración municipal de Paratebueno (Cundinamarca) operación que alcanzó a ser bloqueada.

La Fiscalía General de la Nación les imputará a los implicados como presuntos responsables de los delitos de hurto por medios informáticos, transferencia no consentida de activos, violación de datos personales, uso de software malicioso y concierto para delinquir.

-Publicidad-