-Publicidad-
-Publicidad-

El pasado 22 de abril del año 2019, un hombre natural de Riohacha, quien se dedica al comercio de gasolina procedente de Venezuela, denunció penalmente a dos uniformados, quienes según él se lucran de una tarifas que cobran para dejar pasar los automotores cargados con combustible.

Así lo dio a conocer a La Guajira Hoy, Eli José Tirado Ortiz, quien manifiesta que, desde hace 13 años vive del contrabando de combustible porque en ese momento en Riohacha no había otra actividad que realizar y acababa de laborar como conductor en la Gobernación de La Guajira, a cargo del gobernador Jorge Pérez y estaba a disposición de la Primera Dama y con su liquidación adquirió la primera camioneta 350.

En ese lapso, dice que, ha conocido muchos policías y todos se lucran del contrabando. Para entrar a Riohacha lo hacen a través de pequeñas trochas, con el concurso de varios uniformados. «A los cuadrantes que protegen el sector del batallón Cartagena y Villa Sharin, reciben 100 mil pesos cada uno».

-Publicidad-

Según Eli todo iba bien, el traía su combustible, pagaba los pases y los policías se hacían los de ‘la vista gorda’ pero todo se complicó el 22 de abril del 2019, cuando un patrullero de apellido Miranda detiene el vehículo por un camino del barrio Los Cerezos de Riohacha y exige 5 millones de pesos para dejarlo pasar.

Al denunciante le parecía ilógico porque dice que el policía Luis Miranda Brito, también es contrabandista, “él está en el gremio con nosotros, en su carro transporta cerveza y gasolina, no sé porque esa noche me detuvo, yo estaba dando los 100 mil pesos por dejarme pasar, y le dejé el carro como garantía y llamó al teniente Mosquera quien apareció con 6 motorizados más” relata Eli José.

Según el comerciante, el patrullero Luis Miranda Brito se puso en contacto con el teniente Gersón Nicolás Mosquera Rincón quien  estaba a cargo del cuadrante nueve cerca al batallón Cartagena y estos se llevaron el carro con 190 pimpinas de gasolina.

Puso en conocimiento de las autoridades los supuestos actos de corrupción

Al ver la gran pérdida, Eli comenzó a negociar con los policiales, inicialmente, les ofreció tres millones, pero por esta suma solo le devolverían 80 pimpinas con el carro, pero que debían entregar otro vehículo con características similares, porque se dieron cuenta que Tirado Ortiz los estaba denunciando ante la Fiscalía.

También Tirado Ortiz colocó la denuncia y la amplió en el comando de la Policía Guajira y le explicó al actual comandante Henry Manuel Sandoval, y se asignaron dos miembros de la Sipol para que iniciaran la investigación, pero estos se torcieron a favor de los uniformados denunciados. Al final se quejó ante la Procuraduría Regional de La Guajira y hasta en la Presidencia de la República.

“Puse el denuncio ante la Fiscalía y le llevé copia al Coronel, donde ‘sin pelos en la lengua’ le expliqué que me habían dicho que en el monto que me pedían, había un recurso que le correspondía a él y éste me dijo que eso era mentira”.

Tirado dijo haberle manifestado al coronel Henry Sandoval, que todas las noches el vehículo se desplaza por el frente de su residencia sin ningún problema, (Villa del Mar) por la calle Primera con avenida Circunvalar, y esto ya que el teniente Víctor Mosquera le pide 370 mil cada vez que entraba a Riohacha.

“Me recogían el carro en Villa Fátima y me lo ponían en el barrio 7 de Agosto y me dijeron que de los 370 mil pesos, 150 mil pesos eran para el Coronel, 20 mil eran para borrar las imágenes de las cámaras, el resto se lo repartía el Teniente con el patrullero Medina».

El denunciante es consciente de los problemas jurídicos a los que se estaría enfrentando y afirma que ojala lo encarcelen juntos sus compinches de contrabandear.

El afectado también manifestó que está dispuesto a responder ante la Justicia, ya que es consciente que su negocio es ilegal, pero también quiere que ambos uniformados paguen por traicionar al juramento que un día le hicieron a la Patria.

“Quiero que vayan preso, y lo que hizo el coronel fue iniciar el proceso legal, trasladando a uno para el corregimiento de Nazaret en el municipio de Uribia y al otro a la comandancia del municipio de Dibulla” afirmó Eli José.

Por su parte, el comandante de la Policía Guajira, Henry Manuel Sandoval, en diálogo con La Guajira Hoy – LGH, afirmó que conoce el caso, e indicó que fue un operativo contra el contrabando, un acto de incautación y retención del vehículo, procedimiento que fue legal, y por la presunta concusión se adelanta un proceso legal. 

-Publicidad-