Así dejaron los delincuentes la residencia de la familia López Hernández se apoderaron de sus bienes y dinero en efectivo, entre ellos una camioneta Toyota.
-Publicidad-
-Publicidad-

Una camioneta de alta gama, dinero en efectivo, prendas, computadores y celulares de última generación; se llevaron delincuentes que irrumpieron en la madrugada de este martes en una residencia ubicada en el corregimiento de Papayal, zona rural de Barrancas.

Hacia la 1:00 de la madrugada cinco hombres armados, usando pasamontaña, guantes y cachucha se metieron por el garaje utilizando gatos hidráulicos logrando doblar a unas vigas de concreto y forzaron puertas hasta entrar a la vivienda.

Estas vigas las lograron torcer con gato hidráulico para entrar a la vivienda y cometer el robo.

Entran a la habitación de los esposos Simón López y Magnolia Hernández Zárate, a quienes golpearon y le colocaron bolsas negras y con ellas, se estaban asfixiando, quedando en peligro sus vidas.  

Los ladrones estaban buscando objetos de valor y al final se llevaron unos 10 millones de pesos en efectivo, una camioneta Toyota de alta gama avaluada en 100 millones de pesos, prendas, dos computadores e igual número de celulares de última generación y un mercado que habían realizado, todo eso se lo llevaron, indicó un familiar de una de las víctimas.

También le podría interesar: Encapuchados hurtan en vivienda en Barrancas

También le podría interesar: Roban equipos audiovisuales en I.E. Eloy Hernández de Papayal

Por la forma cómo realizaron este robo, al igual el ocurrido en la madrugada de ayer en la institución educativa Eloy Hernández Díaz, siendo ambos del mismo corregimiento, pareciera que se trata de la organización delictiva que viene haciendo estragos en el municipio de Barrancas.

Con estos hechos se encienden las alarmas en el municipio carbonífero, si se tiene en cuenta que en la mañana de ayer, cuatro denuncias sobre hurto y atraco recibió la inspección central de Policía de Barrancas y eso sin contar los eventos que los ciudadanos se abstienen de denunciar, porque la cuantía es muy mínima o no quieren malestar en su vida.

-Publicidad-