Eliminatorias de festival Francisco El Hombre en Riohacha,
-Publicidad-
-Publicidad-

Por más de cuatro horas el público amante de la música vallenata vibró y se gozó  las eliminatorias del festival Francisco El Hombre en Riohacha, durante la amena noche en el cual participaron siete agrupaciones en busca de un sueño. 

Obtener dos de los 12 cupos para participar en el Festival no parecía ser tarea fácil, sin embargo, los grupos que concursaron entregaron lo mejor de sí en la tarima central del evento que se realizó en un reconocido establecimiento comercial de la calle Primera. 

Rafael Roncallo y José Sastoque, Sergio Dykhoff y Carlos Redondo, Jaime Ibarra y Jeizon Meza, Jorge Mario Acuña y Camilo Quintero, Jorge Kaicedo y Tavo Montiel, Yesith Ellis y Jesús Eduardo Solano y, por último, Tavo Picalúa y John Mattos, fueron los músicos con sus respectivos acordeoneros, quienes se disputaron en escena para figurar y ser bien visto por el jurado calificador. 

El evento contó con la animación de la presentadora Wayúu, Primeria Barros y el productor ‘Yayo’ Torres. Rafael Roncallo y Sastoque, oriundos de Santa Marta, fueron los encargados de aperturar el evento con su participación y seguidamente grupo tras grupo fueron demostrando sus talentos. 

La presidenta del festival Francisco El Hombre, Ruth Berardinelli, indicó que los dos grupos seleccionados participarán en la gala el próximo 22, 23 y 24 de marzo. «Este año el Festival tiene cosas diferentes, porque se entrelazará además de la música, incluiremos la gastronomía, el turismo, la cultura, la literatura y la moda». 

Ante cada presentación el público decidía con su actitud la calidad del talento que cada cantante poseía y demostraba en escena. 

El gran Francisco El Hombre 2018, Jesús Romero, Rubén Lanao y Antonio Jiménez decidieron por dos los preseleccionados para la final. Jorge Mario Acuña y Camilo Quintero, Tavo Picalúa y John Mattos, fueron los afortunados músicos seleccionados para participar en el Festival, quienes se mostraron emotivos y lloraron de alegría por lograr ese tan anhelado pase. 

 

-Publicidad-