En la Estación de Servicio Monsi de Riohacha, se expendió combustible y se envasó en pimpinas, situación que estaba prohibido en el Distrito.
En la Estación de Servicio Monsi de Riohacha, se expendió combustible y se envasó en pimpinas, situación que estaba prohibido en el Distrito.
-Aviso-
-Publicidad-

Es un secreto a voces que la crisis vivida en Venezuela por la falta de gasolina ha afectado directamente a quienes en el territorio guajiro se abastecen de la venta ilegal de este combustible, generando una serie de problemas que perjudican a la colectividad, pues la escasez ha provocado un aumento en el valor de la pimpina y en las estaciones de servicio no estaban preparadas para este desabastecimiento.

Actualmente, una pimpina de gasolina se consigue en 80 mil pesos aproximadamente, un poco más un poco menos, el precio lo establece el vendedor ambulante, de acuerdo a la disponibilidad del mismo. Debido a los altos costos en los últimos días se han observado largas filas en las estaciones de servicio, pues ahora la gasolina se consigue más barata de manera legal.

Los chóferes de colectivos, mototaxis y taxis se han visto afectados por esta dificultad, viéndose obligados a aumentar los pasajes, lo que se convierte en un problema más para el usuario de moto; quien ahora debe pagar 2.000 mil pesos, otros ciudadanos se quejaban por el aumento en la tarifa de los choferes de taxis informales y formales que estarían cobrando entre seis y siete mil pesos las carreras.

Mientras la crisis se acrecienta el gobierno colombiano trata de solucionar y le presenta alternativas a los guajiros, aprobándole a través del Ministerio de Minas y Energía, 307.929 galones adicionales de los cuales al Distrito de Riohacha le corresponden 40 mil que son distribuidos equitativamente en 23 estaciones de servicio.

El secretario de Gobierno de Riohacha, Ronal Gómez indicó que luego de un consejo extraordinario de seguridad se tomaron algunas acciones, entre ellas, saldrían a hacer las revisiones y controles a cada una de las estaciones de servicio de Riohacha que de tener disponibilidad de combustible estarían obligadas a venderlo y quienes no acaten esta medida serían sancionados.

Señaló que se le dieron instrucciones a la empresa Ayatawacoop para que ordene un tope máximo de cincuenta mil pesos por vehículo y diez mil pesos para las motocicletas por día, apelando de esta manera a la igualdad y a la equidad en la distribución.

De la misma manera se solicitó que atienda aleatoriamente las obligaciones contractuales y las personas con quiénes se tenga convenio o compromiso de trabajo.

Con respecto al tema de control del pasaje de mototaxis y colectivos, explicó que es una actividad ilegal y no se puede hacer apología a ello, en este sentido reiteró que sí vigilarán a aquellas empresas, cooperativas o asociaciones de transporte que están organizadas y legalizadas y son sujetas a sanciones.  

Invitó a denunciar a los taxis que estén especulando con los precios ya que cuando se estableció la tarifa del pasaje se realizó con base a siete mil trescientos pesos es decir el costo de la gasolina que venden las estaciones.

También pidió prudencia en el costo, reducir el uso del vehículo para bajar el consumo y así perdurar en los días este combustible que hoy está haciendo falta en la ciudad y en el Departamento.

-Publicidad-