Los usuarios de Medimás que mantienen la puerta principal cerrada de su oficina en Riohacha.
Los usuarios de Medimás que mantienen la puerta principal cerrada de su oficina en Riohacha.
-Publicidad-

Muchos son los afiliados de la empresa Medimás que se vienen quejando por el pésimo servicio que le viene prestando esta EPS y por eso han decidido tomas vías de hecho, bloqueando la entrada principal de la oficina en Riohacha.

Solo queremos enumerar cuatro coterráneos, en donde algunos tienen la vida en peligro por lo negligente que ha sido Medimás, en donde ellos manifiestan que mensualmente pagan la obligación que tienen con la Empresa.

El primer caso tiene que ver Alex Jhon Zúñiga Bermúdez, funcionario de la universidad de La Guajira, quien sufrió la madrugada del sábado 23 de noviembre, una lesión cerebral en Riohacha y se encuentra recluido con una leve mejoría en una clínica de Valledupar.

Sus familiares manifiestan que desde el 25 de noviembre los galenos de la Clínica Médicos Ltda., dos días después le ordenaron realizarle una panangiografía cerebral, pero a la fecha dicho examen no ha sido autorizado por Medimás y a fecha 6 de diciembre le manifestaron a este medio de comunicación que el procedimiento está en trámite.

El segundo caso es, el de Elinda Pinedo Corchuelo, quien dice que toda su vida ha estado afiliada a la Salud pero la mayor decepción se la ha llevado con Medimás «tengo cuatro meses de estar esperando una pequeña cirugía y no me la han podido hacer, porque solo tienen contratos con clínica Riohacha y ellos no tienen quirófano».

Los empleados de la empresa contratista Corporación Costa Atlántica, realizan un día a la semana un cese de actividades porque no le pagan los emolumentos que les adeudan.
Los empleados de la empresa contratista Corporación Costa Atlántica, realizan un día a la semana un cese de actividades porque no le pagan los emolumentos que les adeudan.

El tercer caso, es el de Jaider José Bonivento, de 41 años de edad, quien tiene problemas de cáncer en un pulmón, pero según su hermana Yiseth Bonivento, la empresa Medimás lo sacó del tratamiento que le estaban dando en el cancerológico en Bogotá y lo cambió al hospital San José y ahí el paciente tuvo una desmejoría y debieron recorrer a la tutela para regresarlo. Hoy siguen penando.

Finalmente, la señora Karen Deluque Vásquez, quien todos los meses debe bloquear la puerta de Medimás, y que asegura que ya tiene un ‘Máster en vía de hecho’, ahí ha ganado autoridad, «estoy tan preparada que ya hasta con un alambre bloqueo la puerta e inclusive ya mi voz y mi apariencia física le es familiar a los empleados y las usuarias».

La problemática es que ella tiene un hijo de 5 años con parálisis cerebral y ni con orden judicial la empresa le cumple en su totalidad, todo es a medias, asegura.

Manifestó que comenzará a través de las redes sociales organizar grupos de Facebook y WhatsApp para pedir que la empresa salga de La Guajira, porque ha sido peor de Saludcoop.

También se quejó al igual que Yiseth Bonivento y Elinda Pinedo Corchuelo, que Medimás no está entregando los medicamentos de alto costo y además proponen al paciente que los compre para luego reembolsárselo y es ahí en donde viene el problema.

Por otro lado, es parecido el viacrucis que tienen los empleados de la empresa contratista Corporación Costa Atlántica, que se encarga de prestarle a los afiliados servicios de medicina general, odontología, nutrición, psicología, consulta especializada con ginecología, medicina interna, pediatría, laboratorio clínico y farmacia, quienes han tenido que bloquear sus propias oficinas un día a la semana en señal de protesta porque les adeudan varios emolumentos.

En esta situación se encuentran empleados que les adeudan varios años de cesantías y vacaciones, mesadas atrasadas, salud y pensión y hay otro grupo de funcionarios que, solo les cancelan el 50 por ciento del mes, y algunas otras ni les pagan.

-Publicidad-