Sorpresivamente la población como las autoridades vivieron la presencia del ELN en el municipio de Villanueva, cuando pintaron las paredes la sede de la UniGuajira el pasado 7 de enero.
Sorpresivamente la población como las autoridades vivieron la presencia del ELN en el municipio de Villanueva, cuando pintaron las paredes la sede de la UniGuajira el pasado 7 de enero.
-Aviso-
-Publicidad-

Mucha preocupación en los habitantes del departamento de La Guajira, por el anuncio que ha hecho el grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional, ELN, que según la Fundación Paz y Reconciliación, tiene su asiento en cinco municipios guajiros.

La presencia del grupo subversivo no se conocía hasta que realizaron una incursión con muchos hombres en el municipio de Villanueva el pasado 7 de enero, con motivo de la celebración de la primera población en el departamento de Santander en registrar una incursión del ELN, realizada el 7 de enero de 1965.

Ese en la población Cuna de Acordeones, los guerrilleros dejaron grafitis en las instalaciones de la UniGuajira, en vehículos que lograron detener y decían la frase: ELN 55 años Simacota y ELN 55 años presentes. Para el coronel Henry Sandoval Sánchez, comandante de la Policía de La Guajira, fue una sorpresa, porque en este sector de La Guajira no se tenía información sobre la presencia guerrillera.

Henry Sandoval
Henry Sandoval.

Desde hace tres días en redes sociales está circulando un vídeo que anuncia el paro armado en Colombia y los guajiros están temerosos por lo que pueda pasar, si se tiene en cuenta, que el ELN hace presencia armada en cinco municipios: Maicao, Albania, Hatonuevo, Barrancas y Fonseca.

«No permitiremos que estos bandidos chantajeen al Estado y mucho menos amedrenten a los ciudadanos. Estamos adelantando trabajos de inteligencia, coordinado con fuerzas militares», indicó el coronel Henry Sandoval, comandante de Policía La Guajira. 

El Alto Oficial también, le solicitó a la comunidad que si observa gente sospechosa, que denuncie, para que la Policía pueda actuar rápidamente y así neutralizar a las personas que erróneamente atentan contra el bien público, que es propiedad de la sociedad y contra la integridad de las personas.

Los guajiros esperan que las autoridades puedan controlar de verdad esta situación que hoy los tiene muy escépticos del control que pueda tener el Estado en sus arterias, si se tiene en cuenta que los grupos alzados en armas, pueden interceptar vehículos, actúan y desaparecen, como ocurrió el mes pasado en el municipio de Villanueva.

-Publicidad-