Sonrisas le sacaron los empleados de la Epsi Ainmajaa a los habitantes de las comunidades indígena de Monte Verde y San Pablo del Distrito de Riohacha, cuando recibieron una ayuda alimentaria.
-Publicidad-
-Publicidad-

La comunidad indígena de Monte Verde y San Pablo del Distrito de Riohacha, fueron beneficiadas con la entrega de mercados por parte de los colaboradores de la Ipsi Ainmajaa Wayuu, quienes dispusieron un día de su salario para hacer posible esta obra social.

La actividad se desarrolló con el propósito de aportar a la labor que se viene realizando en la oficina de la gestora social Belines Fuentes, quien en articulación con el Plan de Intervenciones Colectivas, PIC, ha implementado actividades de aprendizaje para los niños en casa, durante la emergencia sanitaria, con padres de familia de los resguardos indígenas.

Una de las empleadas de la Ipsi Ainmajaa es Mildreth Isabel Martínez Acosta, quien manifestó que inicialmente decidieron reunirse internamente y ver la posibilidad de cómo podían ayudar a las estas comunidades.

«Quisimos compartir un poco, porque debemos ser solidarios en medio de esta pandemia, dar un poquito de los tenemos para aquellas personas que no tienen un empleo fijo, porque el propósito es compartir», indicó Martínez Acosta.

Para Cesar Nicolás Maestre Martínez, quien también es empleado de Ainmajaa, fue una actividad muy bonita, porque lo hicimos de corazón pensando en la calamidad y en las necesidades que tienen las comunidades. «Llevamos 70 mercados muy completos que contenía: arroz, aceite, azúcar, panela, leche, frijoles, lenteja, sardina, espaguetis, sal y maíz».

Además, se ha logrado visitar cada rincón de estas comunidades indígenas, haciendo entrega de utensilios de cocina en nombre de la Organización Internacional para las Migraciones, OIM y kits de higiene personal, con el fin de mitigar las necesidades presentadas a causa del covid-19.

Esta labor también ha contado con el respaldo de la organización Malteser Colombia, la cual se ha encargado de la donación de arroz fortificado, en apoyo a estas obras sociales.

Por su parte, Ainmajaa ratifica su compromiso con la comunidad del Distrito, especialmente con la población Wayuu, con la que han trabajado con un enfoque diferencial, prestando sus servicios en salud. En este sentido, afirman que seguirán organizando actividades en pro del beneficio de todos.

-Publicidad-