La belleza de los atardeceres en la tierra de José Prudencio Padilla, de Francisco El Hombre. Foto Dirección de Turismo Departamental.
La belleza de los atardeceres en la tierra de José Prudencio Padilla, de Francisco El Hombre. Foto Dirección de Turismo Departamental.
-Publicidad-
-Publicidad-

A mi Guajira
A mi Guajira le desearía;
hoy en el día de su cumple,
ese mar al que ella irrumpe
le devuelva más alegrías.

Coqueta todo el día,
radiante y esplendorosa,
amañante y amorosa
aunque relegada todavía.

Rica y olvidada,
invadida por extraños,
desde hace 40 años
ya se encuentra acabada.

Mientras el sol en ella nazca
y la lluvia sus tierras bañe,
nada hará que se dañe
lo valiosa que es su raza.

Porque el guajiro y su tenacidad
hacen que esta doncella
parezca una gran estrella
que ilumina la inmensidad

Palabras a La Guajira bella
Parecen no encontrarse
Sólo basta con jactarse
De haber nacido en ella.

-Publicidad-