-Publicidad-
-Publicidad-

El sábado de gloria de esta Semana Santa fue la excusa perfecta para muchos turistas que decidieron salir y conocer otros territorios del país, así desde el Jueves Santo grupos de amigos y Motoclub aprovechan el descanso por el asueto religioso para recorrer nuevos horizontes, en esta oportunidad hacia las costas del norte colombiano hasta llegar a Maicao.

En la ciudad fronteriza, autoridades de seguridad como la Policía Nacional, el Ejército y el cuerpo juvenil de Policía Cívica trabajaron de manera conjunta en un puesto de control vial en la Troncal del Caribe, para garantizar la protección de la población visitante y a los residentes que transitaron por las principales vías que atraviesan el municipio. Allí fue recibido un grupo de moteros que venían desde Medellín.

Dalí Dávila, uno de los choferes de alta cilindrada, contó que la travesía les sirvió para conocer muchas de las playas más exóticas de toda la ruta costera de Colombia.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

«Estuvimos el Palomino, Buritaca, Santa Marta, Taganga… entramos a Uribia, conocimos la zona de Manaure y Punta Gallinas, que es un destino turístico muy conocido. Ahora ya vamos de regreso a Medellín y no quisimos irnos sin antes entrar a Maicao, que es una ciudad tan conocida», explicó Dalí Dávila.

Los turistas al llegar al puesto de control de Maicao recibieron una socialización por parte de la Policía de Turismo sobre los lugares de interés en la ciudad y una serie de recomendaciones de seguridad vial.

El Mayor Óscar Vargas, comandante del distrito de la Policía Nacional resaltó el trabajo que ha realizado la institución  policíaca por brindar seguridad durante el operativo de Semana Santa, gracias al trabajo articulado entre los distintos entes involucrados en el resguardo de la integridad de los habitantes y los visitantes.

Señaló que el balance hasta el momento es positivo gracias a que se logró coordinar el trabajo de los dispositivos de seguridad, comenzando desde los controles en las principales vías que conectan con el municipio de Maicao y, muy enfáticamente, en las que llevan a la Alta Guajira se reforzaron los pie de fuerza.

“En el casco urbano se han establecido algunos dispositivos de control en diferentes sitios de manera esporádica para generar cierto nivel de sorpresa. El Comando Departamental ha estado al tanto de todo y se mantiene muy preocupado por conservar fuerte la seguridad en el eje vial”, acotó el Mayor Vargas.

Los turistas que se movilizaban en cinco motocicletas de alto cilindraje, agradecieron la pequeña parada donde aprovecharon para hacerse fotografías que llevarían como recuerdo en sus teléfonos. Dalí Dávila continuó diciendo que la experiencia había sido muy gratificante y enriquecedora todo el camino hasta llegar a Maicao.

“A veces uno en el interior del país escucha muchas cosas sobre estos lugares pero la verdad es que a nosotros nos ha ido muy bien y no hemos tenido nada de qué quejarnos en ningún sentido. La gente nos ha acogido muy bien, muy cordial en toda la carretera sin ningún susto ni ningún peligro”, precisó Dávila.

El grupo fue recibido en Maicao por Jahir Ortiz, otro joven apasionado por las motos grandes, quien les guió a lugares emblemáticos de la ciudad como la Mezquita, el recién inaugurado Boulevard Julia García Deluquez, el Monumento Barbas de Maíz, las Iglesias y las zonas de más movimiento comercial del centro comercial a cielo abierto.

Finalmente, Jahir Ortíz, quien pertenece al Club Enduro Maicao, despidió al grupo de Motorizados que partían vía Medellín con la esperanza de que toda la experiencia sirva para que vuelvan el año próximo y se comenzara a establecer una ruta de turismo sobre ruedas que recorra toda la costa hasta el extremo norte del país, así podría impulsarse el potencial turístico de la región Caribe.