El alcalde distrital de Riohacha, José Ramiro Bermúdez Cotes y el gobernador Nemesio Roys Garzón escuchan con atención al director (e) de Migración Colombia, Andrés Martínez, durante la reunión que sostuvieron, en busca de estrategias para controlar a los venezolanos en La Guajira y en Riohacha.
El alcalde distrital de Riohacha, José Ramiro Bermúdez Cotes y el gobernador Nemesio Roys Garzón escuchan con atención al director (e) de Migración Colombia, Andrés Martínez, durante la reunión que sostuvieron, en busca de estrategias para controlar a los venezolanos en La Guajira y en Riohacha.
-Publicidad-
-Publicidad-

En la actualidad según las autoridades, en La Guajira existen más de 155 mil extranjeros y muchos de ellos han llegado a trabajar, pero también hay un tanto que ha venido es a delinquir.

Esa fue una de las conclusiones de las autoridades que se reunieron la semana anterior en la Gobernación de La Guajira y quienes esperan en los próximos días 22 o 23 de enero, realizar una mesa migratoria que contará con la asistencia de la canciller Claudia Blum, porque entre más días la situación se ha vuelto compleja.

Dicha reunión contó con la presencia del gobernador Nemesio Roys Garzón; el director (e) de Migración Colombia, Andrés Martínez; el alcalde distrital de Riohacha, José Ramiro Bermúdez Cotes; el comandante de Policía de La Guajira, Henry Sandoval y el director regional de Migración, Miguel Romo.

“Necesitamos un nuevo paso fronterizo, con un adecuado puesto de control en el que converjan todas entidades involucradas trabajando con la tecnología necesaria, para optimizar el proceso de ingreso al país y poder fiscalizar a profundidad que los extranjeros deportados no puedan acceder nuevamente a nuestro territorio”, indicó Nemesio Roys Garzón.

Por su parte, el alcalde de Riohacha José Ramiro Bermúdez Cotes aseguró que, se trabajará de la mano para tener unas propuestas claras y contundentes en el tema migratorio que permitan brindar garantías a los venezolanos, «pero también frenar a la población migrante que llega a la ciudad a delinquir y no a trabajar.

Se implementarán estrategias para ampliar los servicios de Migración Colombia en el Distrito, reforzar la infraestructura en la frontera, implementar más tecnología en los puestos de control y realizar constantes operativos con todas las instituciones para tomar medidas contundentes contra los venezolanos que se encuentran realizando actividades ilegales en la ciudad», indicó el Alcalde.

En cuanto a la problemática social Bermúdez Cotes concluyó que, existe la necesidad de fomentar el emprendimiento y general mayores oportunidades de trabajo para atacar el desempleo y la informalidad y articular los esfuerzos de la organizaciones de cooperación internacional para lograr atender a toda la población de manera equitativa.

Asimismo se espera llevar un cabo un plan para garantizar la identificación plena y la judicialización de migrantes, como también una brigada de registro de ciudadanos retornados, con el propósito de garantizarle a esta población la atención en salud y educación.

-Publicidad-