Ranchería Wayúu La Orqueta, destino turístico y ancestral de Albania para turistas y propios en el municipio de Albania.
-Aviso-
-Publicidad-

A pocos kilómetros del casco urbano del municipio de Albania, se encuentra la ranchería de la comunidad La Orqueta, un lugar indígena que concentra los saberes ancestrales de la etnia Wayúu y se ha convertido en un lugar llamativo para los visitantes del interior del país y del extranjero.

La belleza de sus paisajes naturales, su vista verdosa y la calidez de su gente hacen que esta ranchería se convierta en una opción de esparcimiento para turistas, razón que motivó a sus habitantes a crear un proyecto de sostenibilidad a través de la explotación del turismo en articulación con hoteles del municipio.

“Nuestro principal objetivo como ruta turística es dar a conocer nuestra cultura Wayúu con nuestros usos y costumbres, como lo son la gastronomía, bailes tradicionales, juegos infantiles, artesanías y modos de vida como nuestras casas de barro. Otros lugares llamativos, son los sitios sagrados: el pozo de agua dulce, el río, la laguna y el cementerio”, relató la guía turística, Alexis Esther Vergara Pérez, del clan Pushaina.

Niños bailando la yonna en la comunidad.

En el sitio también se desarrolla un jardín botánico, un espacio en el que se siembran árboles y especies nativas de la región que sirve para la sombra de lugares desérticos o de ciudades, a través de la venta o intercambio con entidades como Corpoguajira.

Una de las anécdotas que tuvieron los Wayúu del clan Pushaina de esta comunidad fue la de recibir a una pareja de funcionarios de la DEA, oriundos de Texas (EEUU), con la petición de unir sus vidas matrimonialmente a través del ritual ancestral, con el uso de palabreros, vestimenta autóctona y platos típicos como la chicha y el friche.

En cuanto a la educación se ha mantenido a través de los años con los centros etnoeducativos y sus docentes, pertenecientes a la cultura Wayúu. El centro educativo Los Remedios, con sede en la comunidad San Rafael, sistema pedagógico que respeta los usos y costumbres de la comunidad autóctona.

Para Alexis Esther Vergara Pérez, también docente con 10 años de servicio, ha sido un privilegio servir para su gente, lugar donde nació, pese a que estudió en la normal de Santa Marta y egresó de la Universidad Javeriana de Bogotá. “Actualmente tengo una cobertura de 62 estudiantes de diversas edades que vienen de diferentes puntos de comunidades, siendo éste el punto más cercano”.

-Publicidad-