Mileinis Aguilar Moscote y Miguel Miguel Brito Brito.
-Publicidad-

En recuperación está la pareja de novios conformada por Miguel Miguel Brito Brito y Mileinis Aguilar Moscote, quienes fueron víctimas de un hombre que los agredió con un arma de fuego, en el marco de las fiestas patronales de San Juan Bautista en Cotoprix, corregimiento de Riohacha.

La agresión fue por una botella de whisky, resultando heridos, con 4 impactos de bala la dama y con 2 el joven, quienes se recuperan de las heridas.

El joven estudiante de quinto semestre en la Universidad de La Guajira del programa de Contaduría Pública, fue atendido en la Clínica Cedes, le cogieron 34 puntos de sutura en su brazo derecho y con la pierna derecha inmovilizada para su recuperación y quien tuvo mejor suerte que su novia.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Sobre la recuperación de Mileinis Aguilar

Para que avanzara en su recuperación, los familiares de la joven de 24 años, debieron hacer un plantón dos días después del suceso en las instalaciones de la empresa prestadora del servicio de salud, Coomeva, exigiéndole que diera una atención especializada y un traslado a una clínica de mayor complejidad.

El tratamiento de Mileinis Aguilar Moscote, requiere de una atención médica especializada si se tiene en cuenta que una bala termino comprometimiento de columna ya que se alojó entre las vértebras L3 y L4.

La empresa Coomeva dio traslado y ella se encuentra en Cartagena con tratamientos exhaustivos que están permitiendo reacciones al tacto de sus extremidades inferiores y su evolución es lenta.

En estos momentos los especialistas esperan que la región afectada se desinflame para una intervención quirúrgica y extraerle la bala.

Aguilar Moscote viene presentando una recuperación progresiva. Su mayor gravedad se evidencia en las lesiones por dos de los impactos de bala que recibió, el primero con dirección a la columna y el segundo, que traspasó del brazo de Miguel Brito hasta llegar a su mano izquierda.

Por su parte, manifestó que las piernas han ido reaccionando al tacto lentamente, y que con los tratamientos que le están realizando en el centro asistencial.

“Siento hormigueo y picazón en las piernas, ya gracias a Dios siento cuando me tocan pero aún no puedo moverlas”, indicó Mileinis Aguilar Moscote.