48 años lleva Leopoldo Gutiérrez Valdeblánquez vendiendo de agua en la ciudad.
48 años lleva Leopoldo Gutiérrez Valdeblánquez vendiendo de agua en la ciudad.
-Publicidad-

48 años lleva el señor Leopoldo Gutiérrez Valdeblánquez vendiendo de agua en la ciudad, actividad que ha sido el sostenimiento para su familia. Nunca pensó que demoraría mucho, pero los malos gobernantes de Riohacha han permitido que todavía sea su fuente de trabajo.

Recuerda que a edad de 31 años decide comprar un camión y convertirlo en un carro-tanque por la necesidad del agua, que en Riohacha era muy escasa. «Yo veía que la gente iba a las piezas, (al lado de un concesionario vía a Maicao) a buscar agua con balde, porque el acueducto era muy ineficiente.

En el año 1972 decide comprar un carro que le costó en ese entonces, 146 mil pesos, era un Fargo modelo 57, color verde, que hoy es su mejor recuerdo.

Leopoldo Gutiérrez Valdeblánquez
Leopoldo Gutiérrez Valdeblánquez.

“Al principio los amigos me preguntaban que si el vehículo era para traer combustible y al comentarles que vendería agua, me decían que ‘me moriría de hambre’, pero lo sorprendente es que ya han pasado varias décadas y aun continua la escasez de agua en el Distrito”, indicó Gutiérrez Valdeblánquez.

Afirma que en su camión ha recorrido todos los barrios e invasiones de la Capital, ofreciendo el suministro del preciado líquido, que en inicios sacaba del río Ranchería, luego en los pozos de caballance, ubicado detrás del batallón y luego pasó a traerla desde la empresa Aguas de La Guajira.

«Al principio se vendía el agua por balde, porque la gente no tenía alberca, con el tiempo fueron comprando tanque de 12 latas y construyendo las albercas para irse aprovisionando del agua», precisó Leopoldo.

En su camión puede transportar en un viaje hasta 4.500 litros de agua, los cuales ofrece a un costo entre 90 y 100 mil pesos, trabajo que le ha permitido criar y sacar adelante a sus tres hijos.

Hoy a sus 79 años ha conseguido comprar otros camiones, tener su propia microempresa y a generar empleo, por lo que le aconseja a las nuevas generaciones estudiar para ser empresarios y no empleados.

Finalmente, a los dirigentes de Riohacha les pide preocuparse e invertir más en la Capital, especialmente en mejorar la prestación de los servicios públicos para lograr desarrollo en la Ciudad.

-Publicidad-