Momentos cuando Francisco Ceballos Escobar, obispo de la Diócesis de Riohacha, se dirigía a la comunidad de La Guajira a través de un video que fue grabado cuando se encontraba en la Catedral
Momentos cuando Francisco Ceballos Escobar, obispo de la Diócesis de Riohacha, se dirigía a la comunidad de La Guajira a través de un video que fue grabado cuando se encontraba en la Catedral.
-Publicidad-

…Hasta llegar a identificarme con ustedes en sus tradiciones culturales, sociales y religiosas, de tal manera que me acepten sin reparos como un hijo más de esta tierra.

Esas son algunas de las palabras de monseñor Francisco Ceballos Escobar, obispo de la Diócesis de Riohacha, al momento de dirigirse al pueblo guajiro en la tarde de este lunes desde el altar de la catedral Nuestra Señora de los Remedios, a través de video que difundió la iglesia católica en esta ciudad.

Indicó que agradece los gestos de cariño desde el momento de su nombramiento como Obispo, lo cual lo llena de regocijo «porque sé que su amor a Cristo y a la Iglesia lo que los impulsa a estas manifestaciones tan humanas y cristianas».

Manifestó que ha visto a los guajiros que han salido a recibirlo «no a un héroe ni a un jefe político, pero ni siquiera a un hijo de los muy lustres que ha nacido en esta tierra, sino simplemente a un misionero hijo de San Alfonso María de Ligorio».

También saludó al gobernador de La Guajira y a todos los alcaldes que conforman la Diócesis de Riohacha, como también a las autoridades civiles, militares y de policía, como también a las autoridades indígenas.

Igualmente saludó a la mujer campesina, a la mujer indígena, a la mujer trabajadora de la ciudad, a las amas de casa, a quienes entre desvelos y estrecheces van formando a la familia en los valores humanos y cristianos.

Instantes cuando el obispo se le acercó al Santísimo Sacramento y a la Santísima Virgen de los Remedios a la vieja Mello y les dejó un ramo de flores.
Instantes cuando el obispo se le acercó al Santísimo Sacramento y a la Santísima Virgen de los Remedios a la vieja Mello y les dejó un ramo de flores.

Ceballos Escobar dijo considerarse un obispo católico desconocido, sin méritos, venido de la Colombia profunda, a quien sólo abona la bondad y la autoridad recibida del Romano Pontífice para santificar y enseñar».

Agradeció a monseñor Héctor Salazar Zuleta a quien tiene el honor de recibir de sus manos la posta de la evangelización. «Gracias por entregarme esta diócesis tan organizada en sus estructuras pastorales y sociales. Procuraré, por supuesto, sostener lo que hoy recibo y con ayuda de Dios, seguir creciendo en madurez en todo sentido».

Invitó a los riohacheros a disfrutar la faena de la pesca en el mar profundo, «tirando las redes en nombre de Jesús hasta llegar a obtener una redada de peces suficiente para compartir con los demás».

Recordó que como el pueblo de Dios navegó hacia la misma la orilla, como tantas veces Jesús lo hizo con sus discípulos en el mar de Galilea. «Por eso en su nombre los invito con las mismas palabras de Jesús que aparecen en la divisa del escudo de la diócesis a remar todos hacia la misma dirección».

Al final Monseñor encomendó su trabajo pastoral a la vieja Mello y le pide su asistencia permanente. «Sé que con seguridad vendrán tormentas que amenacen con hundir la barca. Sé que habrá momentos difíciles inherentes a la naturaleza humana, pero a ella, a la vieja Mello, me encomiendo en la fascinante tarea misionera del anuncio del Evangelio que el Señor a todos nos asista y nos acompañe. Rememos mar adentro».

La ceremonia de posesión de Monseñor será este jueves a las 11:00 de la mañana en la catedral Nuestra Señora de los Remedios, que contará con muy pocos invitados, pero será trasmitida a través de las redes sociales.

-Publicidad-