Sembrado de orégano, (foto), también de otras plantas como caléndulas, sábila, manzanilla, ruda, menta y hierbabuena.
Sembrado de orégano, (foto), también de otras plantas como caléndulas, sábila, manzanilla, ruda, menta y hierbabuena.
-Publicidad-
-Publicidad-

Son cinco los proyectos se desarrollan en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación, Etcr, ubicado Pondores, vereda del corregimiento de Conejo en el municipio de Fonseca.

El melón que está ya en producción, galpón La Esperanza, que produce 190 huevos diarios y Dama Verde, que consiste en sembrar y procesar plantas aromáticas y medicinales para hacer té y venderlo empacado.

-Publicidad-
-Publicidad-

Le podría interesar: Melón y plantas aromáticas, nuevas cosechas de excombatientes en La Guajira

Estas apuestas están en la granja San Luis. Existe un galpón denominado La Esperanza, es criadero de aves que ha salido adelante con el apoyo del PMA y la ONG Paso Colombia. El proyecto avícola inició hace tres años con 200 gallinas, que producían 190 huevos diarios para el autoconsumo. Hoy tiene 3.000 gallinas y produce 35.000 huevos al mes.

Darwin Brito, de la ONG Paso Colombia, cuenta que este emprendimiento se fortaleció en la peor época de la pandemia: “al principio, hubo escasez y mucha especulación de precios, pero aquí hubo precios justos y gracias a ellos se dieron a conocer con la comunidad”.

Cría de ovejas para la producción de carne.
Cría de ovejas para la producción de carne.

Ahora el producto se comercializa en el corregimiento de Conejo, así como en supermercados de Fonseca. “Para ser sostenible -agrega Brito-, el proyecto necesita llegar al menos a las 5.000 gallinas; estamos tocando puertas y pidiendo apoyo para las 2.000 que faltan”.

Otro apuesta que llama la atención es la Dama Verde; en el trabajan 39 mujeres y dos hombres. Consiste en sembrar plantas aromáticas y medicinales, como: caléndulas, sábila, orégano, manzanilla, ruda, menta y hierbabuena.

Marcos Mexel Martínez
Marcos Mexel Martínez.

Además, tienen un programa de turismo ecológico, un granero que vende insumos agrícolas, así como un proyecto colectivo de cría de ovejas y proyectos individuales de engorde de bovinos.

Todas estas iniciativas productivas han sido acompañadas en el día a día por la Misión de Verificación de las Naciones Unidas que tiene un equipo local en Fonseca, para verificar la reincorporación social, política y económica de los excombatientes de las Farc, así como sus garantías de seguridad y las de la comunidad y los líderes sociales.

Su rol también ha sido el de articulador y facilitador de la labor que realizan las agencias de las Naciones Unidas en el terreno, además de su papel de incidencia y coordinación con la Fuerza Pública y la institucionalidad que acompaña el proceso de reincorporación de los excombatientes en Pondores.

Para Marcos Mexel Martínez, líder de los proyectos productivos de Pondores, el problema con estos emprendimientos es que “a veces hay exceso de entusiasmo y las entidades salen a publicar que estamos muy bien, pero la realidad es otra”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here