Este Pickup no deja descansar a un centenar de habitantes del barrio Primero de Julio de Fonseca. Foto principal netamente ilustrativa.
-Publicidad-
-Publicidad-

Moradores de un vasto sector del barrio Primero de Julio dieron a conocer su malestar porque los fines de semana a toda hora y algunas veces hasta en días laborables, en la terraza de una casa suena a todo volumen un parlante o pickup que genera una tremenda contaminación auditiva con su bulla.

Denunciaron que quienes allí parrandean escuchando variados tipos de música con altos decibeles no los dejan conciliar el sueño y tal situación está desmejorando la calidad de vida de los residentes en el sector, debido a que algunos presentan dolor de cabeza y agotamiento físico, porque el estruendoso ruido no les permite descansar.

Indicaron que el caso ha sido puesto en conocimiento de la Policía, pero la patrulla del cuadrante pasa por el lugar, les llama la atención y una vez se marchan vuelven y ponen a sonar el equipo con exceso de ruido.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Quienes aseguran que el caso se ha vuelto un problema que afecta la convivencia ciudadana, están dispuestos a redactar un memorial que respaldarán con varias firmas y se lo harán llegar a la Personería para que como organismo de control disciplinario, les haga valer y respetar sus derechos.