12 militares perteneciente al batallón La Popa de Valledupar, reconocieron haber participado activamente en la muerte de 127 entre el 9 de enero de 2002 y el 9 de julio de 2005, en norte del Cesar y el sur de La Guajira.
12 militares perteneciente al batallón La Popa de Valledupar, reconocieron haber participado activamente en la muerte de 127 entre el 9 de enero de 2002 y el 9 de julio de 2005, en norte del Cesar y el sur de La Guajira.
-Publicidad-
-Publicidad-

Inicialmente la Jurisdicción Especial para la Paz JEP, imputó por crímenes de guerra y lesa humanidad por el asesinato y desaparición forzadas que fueron ilegítimamente presentados como bajas en combate, a 15 militares del Ejército Nacional, adscritos al batallón la Popa de Valledupar.

Publio Hernán Mejía Gutiérrez
Publio Hernán Mejía Gutiérrez.

Sin embargo, tres de ellos no reconocieron su responsabilidad por los hechos. Ellos son los coroneles: Publio Hernán Mejía Gutiérrez y Juan Carlos Figueroa y el mayor, José Pastor Ruiz Mahecha cuyos casos fueron enviados a la Unidad de Investigación y Acusación para dar trámite al proceso, quienes han preferido ir a juicio y en caso de ser vencidos podrían enfrentar a una pena de hasta 20 años de cárcel.

Los 12 convocados son: Alex José Mercado Sierra, Carlos Andrés Lora Cabrales, Eduart Gustavo Álvarez Mejía, Efraín Andrade Perea, Elkin Leonardo Burgos Suárez, Elkin Rojas, Guillermo Gutiérrez Riveros, Heber Hernán Gómez Naranjo, José de Jesús Rueda Quintero, Juan Carlos Soto Sepúlveda, Manuel Valentín Padilla y Yeris Andrés Gómez Coronel.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Estos militares deberán comparecer los días el 18 y 19 de julio en Valledupar a la audiencia de reconocimiento de verdad por ‘falsos positivos’ ocurridos en la Costa Caribe quienes deben pasar del reconocimiento escrito que entregaron a la magistratura, a un reconocimiento público ante la justicia, las víctimas y la sociedad colombiana.

A la audiencia de reconocimiento fueron convocados miembros del Ejército que fueron declarados responsables por su participación determinante en el asesinato de 127 personas en el norte de Cesar y el sur de La Guajira. Se trata de comparecientes que hicieron parte del batallón La Popa entre el 9 de enero de 2002 y el 9 de julio de 2005.

En el proceso judicial también participarán autoridades indígenas Kankuama, Wiwa y víctimas acreditadas en el Caso 03: Asesinatos y desapariciones forzadas presentados como bajas en combate por agentes del Estado, subcaso Costa Caribe y sus representantes judiciales, así como la Procuraduría Delegada con Funciones de Coordinación e Intervención ante la JEP.