Un furgón similar a este, fue el hurtado lleno de alimentos de una reconocida marca de enlatados en Colombia. Imagen netamente ilustrativa.
Un furgón similar a este, fue el hurtado lleno de alimentos de una reconocida marca de enlatados en Colombia. Imagen netamente ilustrativa.
-Publicidad-
-Publicidad-

Por: Aileen Díaz

La Fiscalía radicó el escrito de acusación en contra de Prospero Yúnior Sierra Solano por los delitos de fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios partes o municiones en concurso heterogéneo y sucesivo con hurto calificado y agravado.

El acusado fue capturado en flagrancia por el modelo nacional de Vigilancia comunitaria por los cuadrantes de la Estación de Policía de Riohacha el día 1 de agosto del presente año en la ciudad de Riohacha, cuando este se encontraba sin permiso de la autoridad competente portando un arma de fuego, tipo pistola calibre 7.65 mm, marca Walther, modelo PP, semiautomática, de fabricación alemana y portando además consigo las partes o municiones de 3 cartuchos, calibre 7.656 mm/32 y un proveedor compatible con el arma de fuego.

-Publicidad-

Simultáneamente, Sierra Solano de nacionalidad venezolana con 24 años de edad, utilizando el arma, se apoderó de un vehículo tipo furgón de color blanco de una empresa de alimentos en la calle 14 A con carrera 26, colocando al conductor del vehículo Luis Campo Mendoza, en condiciones de inferioridad o indefensión para lograr su hecho delictivo y arrebatarle el vehículo.

Posterior a esto los agentes de la Policía se desplazaron al sector indicado, donde la ciudadanía les manifiesta que el vehículo se encontraba en la calle 14 B con carrera 31, que, al llegar a la vivienda, se les acercó una de las victimas quien les manifiesta que al interior de la vivienda se encontraba el acusado.

Con lo anterior y en consecuencia que las conductas fueron desarrolladas con dolo en modalidad consumada, el acusado podría enfrentar una pena de 9 a 12 años de prisión, más otro tanto que el juez determine, ya que el acusado decidió no aceptar los cargos que le imputó la Fiscalía, por lo que decide irse a juicio.

-Publicidad-