-Publicidad-
-Publicidad-

Siguen aumentándose las estadísticas en el distrito de Riohacha con respecto a las personas que les han quitado la vida de manera violenta. En la capital de La Guajira asciende a 11, mientras que en Maicao, solo uno. 

La última muerte en Riohacha, ocurrió en el barrio Nuevo Horizonte, cuando promediando las 8:15 de la noche de este martes, fue muerto a tiros un joven de 21 años de edad, de ocupación albañil, oriundo del municipio de Pelaya en el departamento del Cesar, quien apenas tenía tres meses de habitar en el barrio.

Se trata de Marlon De Jesús Manotas Montesino, quien fue asesinado en la calle 14I con la carrera 37, a quien mataron impactándolo en 10 ocasiones: Un proyectil en el pómulo izquierdo, tres en el tórax, cuatro en el hombro, uno en el abdomen y otro más en el antebrazo derecho.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Pese a haber quedado tendido en el suelo, los vecinos angustiados lo trasladaron en una motocicleta a una clínica de la ciudad. Sin embargo, el cuerpo médico que lo atendió, precisó que ingresó al centro asistencial sin signos vitales.

Un familiar indicó que, se encontraba dentro de un cambuche, al escuchar los disparos y luego estos dejaron de sonar, asomó cautelosamente la cabeza y observó su familiar tendido en el suelo. Para las autoridades de Policía en ese sector de la ciudad hace presencia una célula del Grupo Delincuencial Organizado, Clan del Golfo.

El levantamiento del cadáver corrió por cuenta de una comisión de criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, así hizo presencia un grupo de inteligencia de la Policía Nacional que inició la investigación a fin de esclarecer los móviles y sus posibles autores, primeramente, observando las cámaras de seguridad que existen en la vecindad.

Asesinan en Maicao adolescente apodado ‘Orejita’

Como Yeiner Ramírez Pérez, a quien de cariño le decían ‘Orejita’ fue identificado por las autoridades y refrendado por sus familiares el adolescente asesinado a tiros la noche de este martes en Maicao.

El deceso de Ramírez Pérez quien apenas cumplía 18 años de edad, ha causado sorpresa, consternación y repudio especialmente, en el barrio Villa Naty, donde residía. Sus familiares solicitan a las autoridades esclarecer este hecho de sangre, ya que su familiar no tenía cuentas pendientes con nadie.

De su muerte culpan a dos personas que se desplazaban en una motocicleta, quienes cometieron el homicidio en una trocha. El levantamiento del cadáver corrió por cuenta de una comisión de criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, la Policía también inició una investigación paralela.