Armando Acevedo.
-Aviso-
-Publicidad-

Responsabiliza a propietarios de una madera que el Ejército les decomisó el viernes anterior.

Armando Acevedo, vocero campesino de la comunidad de Garrapatero, área del corregimiento de Carraipía, denunció que fue amenazado por personas que se dedican a traficar ilegalmente con maderas, y que ejercen su actividad ilícita en las estribaciones del parque natural Montes de Oca.

Las amenazas se presentaron el fin de semana cuando el Ejército Nacional que custodia la reserva que sirve de cuenca a varios manantiales y a una extensa fauna en la región, realizó una incautación a varias personas que pretendían sacar un viaje de madera, producto del corte de árboles ubicados en las riberas de los manantiales.

A la reserva forestal Montes de Oca, llegan traficantes de madera para hacer negocios con los mismos propietarios de las fincas, parcelas y demás predios en la zona, sin los respectivos permisos de la CAR, que es el ente competente para otorgar licencia para estos menesteres.

Acevedo manifestó a LaGuajiraHoy.com, que el día viernes, el Ejército Nacional realizó un decomiso de madera a los traficantes, lo que produjo que los propietarios de la mercancía ilegal incautada lanzaran amenazas en su contra. “Lo que sucede, -explicó Acevedo-, es que desde hace varios años, nosotros venimos denunciando ante las autoridades competentes, Policía, Ejército y el mismo Alcalde de Maicao con quien sostuvimos una reunión en Carraipía».

Asevera que la situación le compete a toda la comunidad de Maicao, porque es que la realidad es crítica, porque se está acabando con el Rio Jordán y una cantidad de recursos que muy pronto nos van a hacer falta”. Recordó que el agua ya se está buscando a 150 metros, porque ya los pozos de 8 metros se han agotado, y que los manantiales también sienten el rigor del verano.

Acevedo quien es guardián de los montes de Oca, expresó que muchas personas no quieren entender que si se sigue la tala de bosques los perjudicados vamos a ser todos. Igualmente, dio a conocer que el decomiso de la madera fue en horas de la noche a la salida de Garrapatero, y que uno de los afectados le manifestó al presidente de los voceros campesinos de la zona que sería él quien tendrá que pagársela porque eso no se va a quedar así.

-Publicidad-