Oswaldo Hernández Zúñiga, asesinado con arma de fuego en la tarde de este martes en Maicao.
-Publicidad-
-Publicidad-

Consternación, rabia, indignación e impotencia causó en todos los círculos sociales de Maicao la muerte a bala en la tarde de este martes, del joven dirigente comunal Oswaldo Hernández Zúñiga, un hombre con muchos sueños, aspiraciones y proyectos no solo para su colectivo vecinal sino para su ciudad.

El crimen fue cometido por sicarios en momentos en que en su motocicleta circulaba en cercanías del barrio Erika Beatriz, sobre la troncal del Caribe en la salida a Paraguachón, sector donde era muy conocido y donde era muy apreciado no solo por sus familiares, sino por los amigos, los vecinos y demás colegas de su trabajo comunal.

-Publicidad-

Este hecho de sangre dejó sin palabras a todas las personas que junto con él ejercían el trabajo vecinal en pro de lograr una mejor sociedad, unos sectores más desarrollados y una colectividad comunal armoniosa.

Con el crimen de Hernández Zúñiga sube de manera espantosa la ola de asesinatos ante lo cual las autoridades de Policía han sido inferiores debido a que los sicarios se movilizan en moto sin mayores preocupaciones, mientras la ciudadanía denuncia que los uniformados se dedican a chatear y a reírse en las esquinas mientras revisan sus celulares.

Sobre lo que viene, los ciudadanos comentan que lo más probable es que se realice un Consejo de Seguridad y se ofrezcan los mismos cinco millones de pesos de recompensa, ofrecimiento que no tiene ningún atractivo para persona alguna que quiera denunciar sobre el lamentable hecho presentado.

Para manifestar su rechazo al hecho y reconocer su trabajo social, así como para rendirle un homenaje póstumo al joven líder social, decenas de amigos y familiares, inundaron sus estados en las plataformas sociales con la foto Oswaldo.