Luis Manuel Mendoza, de 30 años de edad, fue muerto a tiros de fusil.
-Publicidad-
-Publicidad-

La madrugada de este domingo 12 de marzo, en zona rural del distrito de Riohacha, aún cuando los gallos cantaban, las balas asesinas terminaron con la vida de un hombre oriundo de la ciudad de Montería.

La víctima respondía al nombre de Luis Manuel Mendoza, de 30 años de edad, quien habría sido sacado de su casa  amarrado de sus manos y trasladado hasta la calle, donde fue asesinado.

Este hecho de sangre ocurrió antes de las 5:00 de la mañana en el caserío de Pelechúa, corregimiento de Tigreras, distrito de Riohacha, cuando apenas algunos de sus habitantes se despertaban, luego de haberle dedicado serenata a sus progenitoras, con motivo del Día de las madres.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Las versiones indican que, dos hombres vestidos de negro, quienes se desplazaban en una motocicleta, habrían sido los responsables de este homicidio. También trascendió que le habían sugerido a la víctima que abandonara el poblado.

Después que sucedió este episodio de sangre, muchos pobladores expresaron su malestar por el abandono en que están por parte del mandatario distrital, porque no ha sabido controlar el orden público y que ellos como habitantes puedan vivir en paz. Solicitan con suma urgencia, un puesto de Policía o unidades del Ejército Nacional.

El levantamiento del cadáver estuvo a cargo de efectivos del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI quienes llegaron unas horas después desde la capital de La Guajira y trasladaron el cuerpo a la misma. Se supo que, en la escena del crimen recogieron cinco vainillas percutidas de arma larga y uso privativo de las fuerzas militares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí