En la ventanilla del carro se observa el poder de las balas que fueron disparadas.
-Publicidad-
-Publicidad-

Los delincuentes dispararon al parecer con escopeta calibre 12 contra una de las ventanillas que quedó destrozada

Los delincuentes que tienen su radio de acción en territorios indígenas wayuu en la carretera Troncal del Caribe entre Cuatro Vías y Maicao, volvieron a aparecer la tarde de este lunes festivo y casi de milagro no resultó en una tragedia cuando dispararon contra un automóvil de pasajeros que iba en movimiento hacia la localidad de la frontera con Venezuela.

Compañeros del conductor afectado dijeron que los delincuentes en una acción criminal sin tener en cuenta cuántas personas estaban a bordo del automóvil habilitado para el transporte de pasajeros, le dispararon, al parecer con una escopeta de grueso calibre, cuando el conductor no obedeció las señales de pare que le hacían esgrimiendo las armas de fuego que estaban portando.

La intención fue la de asesinar

Indicaron que fue una acción criminal con el ánimo de causar la muerte a quienes estuvieran en el costado derecho de la silla trasera. La ventana de ese costado quedó con cuatro grandes orificios, lo que, según los conductores, puede indicar que los delincuentes dispararon con una escopeta calibre 12 que en esta ocasión no causó lesiones físicas a los pasajeros y menos la pérdida de vidas, pero demuestran el grado de desprecio de estos sujetos por la vida humana.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Los conductores indicaron que es necesario que el comando de la Policía y el batallón militar que tiene jurisdicción sobre la zona, inicien las acciones necesarias para poner a buen recaudo a los criminales antes de que causen una tragedia con conductores y sus pasajeros.

Contentos con la presencia policial

Los conductores indicaron que también piden seguridad a la Policía y el Ejército, antes de que tengan que tomar acciones de hecho para proteger sus vidas

Uno de los conductores que continuamente denuncia las acciones criminales en la vía, esta vez dijo que le quería enviar un agradecimiento al comando de la Policía por cumplir con su deber y resguardar la seguridad de quienes viajan entre Mayapo, el Pájaro y Manaure, sitio en el que continuamente se estaban presentando atracos y atentados a los pasajeros. Indicó que por fin habían instalado un puesto de control en la zona conocida como Taguaya, uno de los sectores más peligrosos donde se estaba presentando el mayor número de atracos y atentados en esa vía.