Aumentan los depravados contra menores de edad en La Guajira
-Publicidad-

Las autoridades se encuentran en máxima alerta por el aumento de personas corrompidas que se les acercan a los menores de edad para dañarlos, abusarlos y en otros casos a inducirlos a cometer delitos.

Los ciudadanos de bien deben ser parte más activa en estos hechos que marcan para siempre a una población que es la más vulnerable, ya que inclusive sus mismos padres hacen parte de sus amenazas.

En Riohacha fue capturado Julio Manuel Salas Espinosa, quien era requerido por el Juzgado Primero Municipal con Funciones de Control de Garantías, por el delito de acto sexual con menor de 14 años de edad.

-Publicidad-

Este depravado según reza en el expediente habría cometido el delito en el año 2015, cuando los niños tenían 8 y 11 años de edad, mediante juegos y engaños tocaba las partes intimas de dos niñas y les enseñaba su parte intima.

Esta aberrante acción fue puesta en conocimiento en su momento por los menores a su señora madre, quien denunció la situación ante la Fiscalía General de la Nación.

Salas Espinosa enfrenta un juicio que según el código de procedimiento penal indica que, «el que acceda carnalmente a persona menor 14 años de edad, incurrirá en prisión de doce (12) a veinte (20) años”. El artículo 209 del Código Penal (Ley 599 de 2000).

La captura se materializó en la carrera 15 con calle 11A de Riohacha siendo realizada por la Unidad Básica de Investigación Criminal de Sepro.

Por otro lado, a solicitud del Juzgado Promiscuo Municipal de Uribia con Funciones de Control de Garantías, fue apresado Néstor José González Sáenz quien está siendo requerido para que responda por hechos delictivos en donde involucra a menores de edad.

Según la Fiscalía, González Sáenz utiliza menores de edad en la comisión del delito de hurto calificado agravado. Su captura se presentó en la calle 15 entre carrera 15 y 16 del municipio de Maicao.

Finalmente, hace una semana también fue capturado en Maicao, Ciro Antonio González, de 48 años de edad, quien fue sorprendido al interior de una vivienda, tocando las partes íntimas a su sobrina de 10 años de edad.

La captura se presentó a la oportuna reacción del Cuadrante a solicitud de la comunidad que se alteró por la acción que habían visto. El caso ocurrió en la carrera 20 con calle 1. Los depravados fueron puestos a disposición de la autoridad judicial correspondiente.

-Publicidad-