Miembros de la banda que fueron capturados.
Miembros de la banda que fueron capturados.
-Publicidad-

Diez personas fueron privadas de su libertad y llevadas al estrado ante un Juez de la República con funciones de control de garantías, aceptando los delitos que la Fiscal le endilgó, tras exhibir las pruebas testimoniales y de vídeo, quedando al descubierto su actividad como era la venta de estupefaciente al menudeo y además, prestaban el servicio a domicilio.

Los capturados responden a los nombres de: Jorge Steve Zequeira Vidal, alias Zequeira; Joseth Rafael Pimienta Quintana, alias Herencia; Yoelvis Antonio Peña García, alias Chamito; Heiver Javier Herrera Romero, alias Kiki; Guilleris Lucio Montoya Castro, alias cachete y Janer De Jesus Figueroa Campo, alias Janer.

También fueron privados de su libertad: José Leomar Moscote Arévalo, alias Cachaquito; Rafael Manuel Barros Correa, alias Pavía o Yogui; Vicente Uriana Pushaina, alias El Indio; Wilmer Dair Gutiérrez Sprockel, alias Miñe o Nacho, por los delitos de concierto para delinquir y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

-Publicidad-

Para la materialización de las ordenes de capturas, las autoridades como la Fiscalía, Ejército y Policía, realizaron 12 allanamientos en diferentes sectores de la ciudad de Riohacha, atendiendo la solicitud de comparecencia de la Fiscalía 01 de estructura y apoyo EDA Riohacha.

Para Franklin Martínez Solano, director de Fiscalía seccional en La Guajira, este grupo delincuencial según la investigación, llevaba más de 15 años delinquiendo y mensualmente tenían una renta que promediaba los 45 millones de pesos.

«Esta organización era un apéndice de la organización de los Pachencas, porque distribuían la droga que ellos a gran escala traen al departamento de La Guajira», indicó Martínez Solano.

El Director de Fiscalía también aseguró que las ordenes de capturas que se expidieron fueron 11 y se hicieron efectivas 10 y entre el grupo de capturados ocho tenían antecedentes.

Finalmente Martínez Solano precisó que fue tan sólido el trabajo realizado que, «esos 10 aceptaron su responsabilidad, de tal manera que en los próximos días tendremos sentencia condenatoria, porque todos aceptaron los cargos».

Esta red delincuencial distribuían estupefacientes al menudeo callejero y entrega a domicilio, los cuales venían afectando algunos entornos escolares y la salud pública en inmediaciones de los barrios Arriba, Abajo, Centro y San Tropel, sector nororiental de esta ciudad capital, hecho que era realizado durante varios meses, en especial en esta época de pandemia, infringiendo a su vez las medidas sanitarias impuestas por el gobierno nacional para prevenir la expansión del Covid-19.