-Publicidad-
-Publicidad-

De manera fragmentada se ha sabido de las capturas de cuatro guajiros, quienes estarían siendo investigados por varios delitos. Se trata de Antonio Ramón Ávila Chassaigne, conocido popularmente como Tony Ávila y su esposa, Martha Soraya Carvajalino Barros, igualmente, Iván Vence y su esposa, Carmenza Ávila Chassaigne.

Las aprehensiones se produjeron este martes 17 de mayo de manera simultánea; en la ciudad de Bogotá fue la de Tony Ávila y su esposa, Martha Carvajalino Barros, mientras que la de Iván y su esposa, Carmenza se dio en Barranquilla.

Oficialmente, se sabe del proceso que ha tenido por algún tiempo tras las rejas, a los hermanos Ávila Chassaigne por un supuesto detrimento patrimonial de más de 24 mil millones de pesos, a través del contrato número 770 de septiembre del 2009, celebrado entre el departamento de La Guajira y la Unión Temporal del Norte, del cual hicieron parte las firmas Ávila Ltda.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Este contrato se celebró inicialmente por valor de 90 mil millones de pesos, adicionado por 44 mil 963 millones de pesos para un total de 134.963 millones de pesos, cuyo propósito era la construcción de los megacolegios.

Sin embargo, en estas nuevas aprehensiones entran a responder ante la justicia, Martha Soraya Carvajalino Barros esposa de Tony, a quien la Corte Suprema de Justicia en sala de casación penal aceptó el testimonio por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, por encontrar méritos suficientes por ser la persona que sostenía conversaciones con este, antes de la celebración del contrato origen del delito.

Igualmente, en el proceso se precisa que “Carvajalino Barros, es quien habría cobrado varios cheques, los cuales apuntan a demostrar el desvío de los recursos públicos y, adicionalmente, ostentaba el cargo de gerente de la sociedad internacional de hoteles Aliance S.A.S., la cual tiene como matriculado los hoteles Gimaura y Taroa, de donde se demostrará que el desfalco al erario público tuvo como destinatario esos establecimientos de comercio”.

Asimismo, se conoce el nombre del esposo de Carmenza Ávila Chassaigne, que antes no sonaba Iván Vence, como si tratara de otro proceso ya que en La Guajira a nivel periodístico no se tenía conocimiento, que él estuviera metido en este verengenal. Los capturados de Barranquilla fueron trasladados a la capital de la República, en donde serán presentados ante un Juez de control de garantías. 

Es de público conocimiento Antonio Ramón Ávila Chassaigne y su esposa Martha Carvajalino quien en su momento, fue concejal de Riohacha con máxima votación, son los propietarios de los hoteles Taroa y Gimaura, ubicados en la Calle Primera. Igualmente, junto con Carmenza y Enrique Ávila Chassaigne tienen la sociedad de Ávila Ltda, empresa que acaparaba casi todos los contratos de construcción en las administraciones del gobernador de ese entonces, Jorge Eduardo Pérez Bernier.

Asimismo, Antonio Ramón es copropietario de la empresa Asaa, de la filial  Inassa y es de Canal de Isabel II empresa española, con amplia trayectoria en la gestión del ciclo integral del agua. Noticia en desarrollo.