Conductores aseguran que es muy probable que los carros sean deshuesados y vendidos por piezas.
Conductores aseguran que es muy probable que los carros sean deshuesados y vendidos por piezas.
-Publicidad-
-Publicidad-

Luego de varios meses del hurto de tres vehículos pertenecientes a la empresa prestadora del servicio de energía en el departamento de La Guajira; Air-e, nada se sabe de estos automotores.

Los tres autos que prestaban su servicio en la reconexión, reparación, corte, actualización de contadores y otros servicios relacionados con el funcionamiento en la prestación de energía y atención satélite a los usuarios, fueron hurtados en idénticas formas y maneras.

Los asaltantes llegaron hasta donde estos se encontraban estacionados, intimidaron con armas de fuego a los conductores, trabajadores y copiloto y procedieron a llevarse el automotor.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

En el segundo caso, presentado a la salida de la ciudad de Maicao, hacia el fronterizo corregimiento de La Majayura, los antisociales intimidaron con sus armas a los ocupantes del carro y se llevaron al conductor hacia el vecino corregimiento.

Luego de varios minutos de carretera destapada y a alta velocidad, procedieron a bajar al operario de la empresa, le quitaron el uniforme, lo dejaron desnudo y lo soltaron.

Los habilidosos atracadores, la supieron hacer para que nada generara desconfianza en los lugareños, ya que uno de ellos se cambió y se puso la ropa o uniforme del empleado y era quien conducía el vehículo.

Esta trama les permitió cruzar varias fincas, veredas e inclusive puestos y puntos de control del ejército sin advertir la más mínima sospecha, lo que les facilitó internar el vehículo en tierras extranjeras, donde se cree fue negociado como en los otros dos casos.

El más reciente robo se presentó en inmediaciones de la denominada pista del aeropuerto, donde los ciudadanos maicaeros insisten y asi se lo han hecho saber a las autoridades, habitan los más peligrosos delincuentes de la ciudad quienes actúan en una peligrosa combinación de traquetos colombianos y venezolanos.

Los peligrosos hampones aprovecharon que los operadores hacían una revisión en una vivienda y los encañonaron obligándolos a entregar las llaves del vehículo para luego emprender la huida cruzando la pista.

Un habitante de la zona que solicitó obviar su nombre para evitar retaliaciones le dijo a este medio de comunicación, “yo vi que el carrito pasó por aquí a toda carrera, inclusive se le cayó una escalera metálica y no se detuvieron a cogerla. Fue ahí cuando le dije a la mujer que ese carro iba como en malos pasos”.

Un conductor de la empresa consultado por este medio sobre el costo de esos automotores dijo no tener la cifra precisa, pero que en Venezuela cualesquiera 50 millones que les den a los atracadores les sirve.