Millonarias pérdidas dejó el atentado terrorista a maquinaria amarrilla
-Publicidad-
-Publicidad-

Al parecer este atentado terrorista es una consecuencia por el no pago de extorsión de un comerciante al que vienen hostigando desde hace varios meses

Un comando armado ilegal que pertenece a una de las bandas criminales que operan en la carretera troncal del Caribe entre los departamentos de Madalena y La Guajira, incursionó de manera violenta en una de las empresas instaladas en la zona y tras reducir a la impotencia al personal de vigilantes y amedrentar con las armas a las demás personas presentes, procedieron a incendiar elementos de valor y destruir máquinas amarillas y otros elementos.

El atentado fue concretamente en inmediaciones del kilómetro 6 entre corregimientos de Palomino y Mingueo, donde funciona la empresa Agregados Río Negro, una firma especializada en el procesamiento y comercialización de material de arrastre del río que tiene el mismo nombre de la empresa afectada.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Comando armado la noche del jueves

Los testigos dijeron a las autoridades que eran aproximadamente las 10:30 de la noche del pasado jueves cuando un comando de 12 hombres armados que vestían ropa oscura, incursionó en los predios de la empresa tras doblegar la resistencia de los pocos guardas de seguridad que allí estaban.

Se trata de una cantera para procesar agregados de construcción que es de propiedad del abogado, Alfredo Peralta, de acuerdo con lo expresado por un sobrino que estuvo realizando las diligencias de presentación de las denuncias y la solicitud a las autoridades para que resguarden la zona y así los trabajadores que ahora se niegan a regresar porque presuntamente los integrantes del grupo de atacantes aún permanecen agazapados en las estribaciones de la Sierra, muy cerca del lugar del ataque.

Consejo de seguridad en el sitio

Las autoridades del municipio de Dibulla, en cuya jurisdicción se presentaron los hechos violentos, estuvieron muy atentos para atender a los afectados y fue por esto que el mismo día viernes realizaron en la cantera Agregados Río Negro, un Consejo se Seguridad en el que se trazaron estrategias para darle más dinámica a la vigilancia de la carretera y a la zona baja de la Sierra, donde se dice permanecen los violentos.

El consejo de Seguridad estuvo liderado por el secretario de Gobierno, Odacir Ospino, quien contó con la presencia del mayor Rodríguez, en representación del batallón Número 6 Cartagena; dos investigadores del CTI; el mayor Guevara, comandante de la Sijin; el teniente Rincón, del Gaula, el cual inició cerca de las 8:30 de la mañana y culminó después del mediodía.  

Daños por varios miles de millones

El delegado de la familia que guardó reserva de su identidad indicó que los desconocidos destruyeron sitios de residencia y las herramientas de trabajo, así como maquinaria amarilla que es usada para apilar o extraer el material. “Unos vehículos solo fueron espichados, pero otros destruidos completamente entre ellos una maquinaria amarilla que estaba recién adquirida por una cuantiosa suma que se acerca a los tres mil millones de pesos”, indicó.

Instalaron hasta minas antipersona

De acuerdo con el denunciante, ahora están por fuera de sus puestos de trabajo cerca 50 hombres por el temor a ser víctimas de los violentos; por el momento quedaron cesantes: Ingenieros, topógrafo, maquinistas, mecánicos  conductores, operadores, administrador, contador y vigilantes.

Dijo que los desconocidos cuando ya se marchaban del lugar procedieron a instalar en la zona lo que parece eran minas antipersona, indicando que se vuelve a esa práctica criminal que había dejado de usarse en La Guajira por lo menos desde la primera parte de la década de los ochenta.

Indicó que la empresa está en dificultades porque las pérdidas generadas pueden estar en el orden de unos cinco mil millones de pesos y es una cifra no fácil para conseguir. “Para acabar con esta situación, le hemos dicho a las autoridades militares y de Policía en presencia del secretario de Gobierno de Dibulla, Odacir Ospino, que se hace necesario fortalecer la seguridad en la carretera y estribaciones de la sierra porque es de allá de donde están bajando paramilitares y hasta guerrilleros».

Las cuantiosas pérdidas llega a cerca de tres mil millones de pesos.

Uno de los Peralta se fue de la zona

Las acciones delincuenciales en contra de los Peralta no son nuevas.Hace poco tiempo, Thomas, uno de los que se había instalado con su empresa en esa área, debió abandonar el sitio porque no cedió a las extorsiones y amenazas de los violentos, esta persona también generaba una buena cantidad de empleo legal y ahora es el abogado Alfredo Peralta, quien desde hace nueve meses, de acuerdo a lo expresado por el miembro de la familia, está siendo extorsionado por los grupos al margen de la ley que tienen presencia en la Troncal del Caribe.