En el palacio de Justicia de Riohacha se tomó la decisión de encarcelarlo.
En el palacio de Justicia de Riohacha se tomó la decisión de encarcelarlo.
-Publicidad-
-Publicidad-

La muerte de una persona en una cancha de fútbol en el corregimiento de Palomino y en donde dos personas más resultaron heridas, ahí se le acabó el accionar delincuencial a Jesús Antonio Robles Alvarado, quien fue capturado en el mercado Nuevo de Riohacha, luego de ser requerido por la Fiscalía, tras tener en su contra tres órdenes de captura.

El proceso fue abierto desde el año 2010 cuando dos amigos de la organización delincuencial ‘Los Rastrojos’, lo relacionaron como compañero y también fue identificado por los asistentes a la cancha de fútbol, pues era una de las dos personas que no tenía pasamontañas y fue fácil reconocerlo porque era de la región.

-Publicidad-

Ese día, con otros compañeros de la organización irrumpieron en la cancha y dispararon indiscriminadamente contras varias personas; falleciendo Héctor Manuel Martínez Herrera mayor de edad y resultaron heridos los menores Adriano Escorcia Arias y Fabián Alberto Nieves Figueroa.

También tenía en su contra que había desertado del Ejército e ingresó a la pandilla ‘Los Mascachicle’ y después a pasó a ‘Los Rastrojos’ y su radio de acción era en ese entonces, el municipio de Riohacha, troncal del Caribe y el Distrito de Santa Marta, dedicándose a realizar homicidios selectivos mediante la modalidad de sicariato, planear extorsiones y cobro de vacunas, ejecutar amenazas, desplazamientos a población civil y traficar con estupefacientes.

Por eso a este dibullero que apenas tenía 20 años de edad y a quien apodaban ‘Toño’ fue condenado a purgar una pena de 24 años y 10 meses de prisión por el delito de homicidio agravado y tentativa de homicidio concurso homogéneo y sucesivo, decisión que tomó la juez primero penal del circuito de Riohacha, Nayke Yanine Pimienta Reverol.